"Me reprocharé toda mi vida haber creído en Cantero"

"Me reprocharé toda mi vida haber creído en Cantero"

A dos años del Boca 4-5 Independiente, Cristian Díaz rompió el silencio y recordó su etapa como entrenador del Rojo, disparando contra Javier Cantero, el presidente del club. “Creí en el proyecto dirigencial y hoy me arrepiento. Ojalá hubiese podido haber hecho algo más por el club”, reconoció el ex jugador de la institución, atacando la labor de la Subcomisión de Fútbol: “Pedí a Guiñazú y me trajeron a Zapata. Los futbolistas llegaron muy tarde a la pretemporada. Soy responsable de lo que pasó, pero también hay otros”.

“Todo esto comenzó en el partido contra Arsenal. Me arrepiento de haberle creído a Cantero y me lo voy a reprochar toda mi vida”, explicó Cristian Díaz, contando que, por ese entonces, estaba amenazado de muerte: “Dejé de lado mi vida personal y arriesgué a mi familia por Independiente. No sé si pasó lo mismo con los jugadores, pero a mi me amenazaron para que me vaya”.

Continuando con su etapa como entrenador del club, Díaz indicó: “Pensé que podía darle un volantazo al equipo cuando lo agarré. Puse la cara y el corazón cuando nadie más quiso hacerlo, pero solo no se puede. Pedí a Guiñazú y me trajeron a Zapata”. Y prosiguió: “Siempre sentí responsabilidad. Los futbolistas no estaban mal preparados, directamente no lo estaban. Llegaron todos tarde. Llamé a Morel Rodríguez para que venga. A los siete días, nadie del club se había comunicado con él. Le avisé a Cantero y Morel recién vino una semana más tarde”.

“A mi no me pone contento lo malo que le pase a Independiente, pero esto de la FIFA y las deudas desenmascaran a gente que no hizo las cosas bien en la dirigencia”, continuó expresando Cristian Díaz en el programa Monarquía Roja, adhiriendo: “Adentro del club hay delincuentes”.

“El día que me toque cobrar lo que corresponde, lo haré. La gente puede estar tranquila. Voy a aportar de mi bolsillo algo para el bien del club, es lo que mi corazón dicta. Pero aunque el presidente sea Cantero, no hablaré con él”, prometió luego, agregando que su paso por el club le otorgó “un aprendizaje muy grande desde la pasión y el dolor”.

“Me encantaría poder acompañar a mi hijo a la cancha y tener esa revancha dirigiendo a Independiente. Más que revancha, sería una continuidad en el club. Hicimos muchas cosas bien, pero la realidad del club hizo que yo no sea la persona indicada para ser el DT”, remarcó el ex marcador lateral del club, finalizando la charla disparando contra Américo Rubén Gallego, el técnico que lo sucedió en el cargo: “Yo me fui de mi casa como llegué, en silencio. Trabajé mucho, pero quizás no tenía la experiencia necesaria. Cuando dejé de ser el entrenador, todavía había 102 puntos en disputa. Me fui caminando y hasta firmé autógrafos, no necesité irme escondido en ningún asiento trasero de un auto como otros”.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
4
5
6

Send this to a friend