Metió dos caños

Lucas Romero, quien fue preservado en el partido del domingo ante Aldosivi por llegar en inferioridad de condiciones físicas, protagonizó un blooper en el entrenamiento de esta mañana en Villa Domínico.

El Perrito estaba participando de ejercicios en espacios reducidos, y mientras caminaba distraído mirando a sus compañeros, se llevó puesto el palo del arco que defendía Martín Campaña, quién se dio vuelta y rió como Lucas y todos los que vieron lo que ocurrió.

Pero no todas fueron malas para el mediocampista, que en la práctica tuvo otro caño, ahora a favor, que terminó con una linda definición. Así si Perrito…

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
2
4
5
6

Send this to a friend