No quiere Gato por liebre

Si de levantar inhibiciones se trata, la dirigencia de Independiente tuvo que hacer un curso acelerado y fue resolviendo casi todas las cuestiones, aunque le quedan dos importantes y una está más que complicada.

Se trata de la del chileno Francisco Silva, quien reclama un millón de dólares de deuda por su estadía en el club (entre sueldo y pase) y no acepta ningún tipo de reducción ni plan de pagos.

El Gato, actualmente en la Católica de Chile, se mostró inflexible al respecto y los dirigentes deberán negociar a contrarreloj para poder levantar la inhibición y así poder incorporar refuerzos de cara al próximo torneo.

Vale la pena aclarar que el Rojo tiene que acordar con Torino, al que le debe 1.800.000 dólares, por el pase de Gastón Silva, también con el mismo fin.

El único ingreso previsto a corto plazo en el club es el millón de dólares por el 50 % del pase de Braian Romero -el resto será abonado a fin de año-.

De no poder llegar a un acuerdo el Rojo tendrá dos caminos. El políticamente incorrecto de permanecer inhibido y no poder incorporar a nadie, lo que de cara a las elecciones de diciembre podría significar un revés importante para el oficialismo o elegir el mal menor y apurar la venta de Fabricio Bustos a Boca Juniors.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend