Otra derrota

Independiente recibía a Newell’s Old Boys de Rosario por la segunda fecha de la Superliga. El encuentro se había suspendido por los compromisos del Rojo con la Copa Sudamericana 2019. El equipo de Berón formó con: Campaña; Bustos, Franco, Figal, Sanchez Miño; Romero, Pablo Pérez, Benítez; Blanco, Cecilio Domínguez y Silvio Romero. 


En los primeros instantes la Lepra dominaba el partido y antes del minuto se pudo poner arriba en el marcador, pero el cabezazo de Leal se fue lejos. Al ratito nada más, el portugués tuvo otra dentro del área y luego de un regalo de Alan Franco, pero su remate se fue desviado. Cuando el Rojo no daba pie con bola, un pelotazo largo de Figal lo puso a correr a Domínguez y el paraguayo definió por arriba del arquero para poner el uno a cero. Gran gol de un gran jugador que nunca pudo mostrar su mejor fútbol.

A los 18 minutos, Maxi Rodriguez le pegó desde afuera del área y Campaña controlo. El capitán se mostraba firme en cada pelota. Luego de esa, Silvio tiro un gran caño, engancho y Cecilio terminó definiendo una gran jugada que despejó Aguerre. Newell’s volvió a tomar el control de juego luego de los primeros treinta minutos y a los 34 empató el partido. Luego de un fantástico pase Moreno, Gabrielli definió cruzado y estampó la igualdad. Se moría la primera mitad y el autor del gol visitante le cometió penal a Franco. El goleador del equipo (y del campeonato) se hizo cargo de la responsabilidad y puso nuevamente en ventaja a Independiente. Silvio Romero vuelve a ratificar el buen momento por el que está atravesando. Los de Berón se fueron en ventaja al descanso.

En la segunda parte los locales casi estiran la ventaja. Pablo Pérez puso una gran pelota pero Palacios no pudo pegarle de frente al arco. Instantes después, Moreno remato desde 25 metros y reventó el travesaño de Campi. 

A los 10 minutos Bustos llegó hasta el fondo y Cecilio metió un buen frentazo, pero Aguerre desactivó el peligro. El paraguayo era lo más desequilibrante de Independiente. Cuando el Rojo manejaba el partido, Fontanini empató en una jugada casi calcada a la del fin de semana pasado con Banfield. Otra vez el encuentro estaba igualado.

Luego del tanto visitante, el partido se equilibró. Dominguez le hizo un sonso penal a Maxi Rodriguez, pero el árbitro no cobro nada. Los de Berón tuvieron dos chances claras. Primero Palacios, que engancho de volea un centro de Miño, pero el remate se fue cerca. Luego PP8, se animó desde lejos y casi le da la victoria al Rojo.

Para terminar este nefasto año, Maxi Rodriguez dominó en el área y le dio el triunfo al visitante. Independiente defendió pésimo todo el partido y este fue el resultado. Gracias al cielo, Vigliano pitó el final y terminó con esta tortura de 2019.

Lejos de todo. Sin juego, sin técnico, casi sin buenos rendimientos, y lo más preocupante, sin dirigentes que sepan como sacar esta situación adelante. Lo mejor de todo es que se viene un parate largo. Ojala el mercado de pases traiga soluciones para volver a ser lo que una vez fuimos.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Matías Schulze
Soy periodista deportivo. Fanático y socio del Club Atlético Independiente. Sueño con ver al Rey de Copas levantando la octava Copa Libertadores.

Últimas noticias

Send this to a friend