Paladares Rojos

Paladares Rojos

Las vivencias, pensamientos y formas de ser de cada uno hacen que existan distintas miradas sobre los mismos hechos. Y en un club con la historia de Independiente eso pasa todo el tiempo. En la cancha, la calle, internet y hasta en una familia. En esta columna mostraremos como viven la actualidad Roja un abuelo y un nieto, dueños de paladares muy distintos, muchas veces opuestos y que representan a dos generaciones de hinchas. Y cuando se encuentran a la salida de la cancha o en las reuniones familiares se dan discusiones imperdibles. ¿Con cuál de los dos te identificás más?

Pocho es el abuelo de Nico, un veterano fanático, socio vitalicio y “veneno” del Rojo de nacimiento. De niño se enamoró de las historias de Erico haciendo goles suspendido en el aire y evitando convertir más para ganarse un auto. Paseó su juventud por todos los estadios argentinos y sudamericanos disfrutando la época dorada del Rey de Copas y viendo a los mejores equipos. Pero haber vivido ese pasado glorioso tan de cerca lo ha vuelto muy poco tolerante con la actualidad del club, los políticos y los jugadores. Fundamentalista del paladar negro, la nostalgia lo hace opinar siempre en caliente y lo transformó en un pesimista nato, al igual que la mayoría de sus compañeros de platea. Se lo ha escuchado mil veces decir “para ver esto no vengo nunca más”, sin embargo jamás dejó de ir a la cancha ya que su amor por el Rojo sigue intacto. Además adora concurrir con su nieto, aunque lo viva tildando de “contra” y “amargo”, motes que en vez de enojarlo lo llenan de orgullo.

Nico heredó la pasión por Independiente de su abuelo y se hizo tan o más fanático que él. Al Bocha lo vio solo en videos. Tiene algún vago recuerdo del Maracaná, pero más porque le llamaba la atención que estaba dando la vuelta el dinosaurio Bernardo de Tinelli que por ser consciente de lo que acontecía. Su primer festejo en vivo, aunque también era chico, lo tuvo en cancha de San Lorenzo. Y después del penal de Tuzzio gritó su primera y única Copa, la vuelta que sin dudas más disfrutó cubierto de lágrimas en plena sur baja. Respeta el pasado, acepta el presente y siempre mira esperanzado hacia el futuro. Optimista por naturaleza, es totalmente incondicional y va a todos lados sin que le importe nada. No putea a los jugadores y nunca se deja llevar por la calentura. Le encanta ir a la cancha y discutir con su abuelo, a quien ama y envidia a la vez. Cada vez que lo gasta por su poca paciencia recibe la acusación de “conformista” o “hincha de la hinchada” algo que no le molesta, ya que sostiene que “en las malas hay que bancar mucho más”.

N- Estoy emocionado abu, ¿que querés que te diga? Como GuardiHolan en Paso a Paso hablando del Bochita…

P- Jaja calmate Nico, como te digo siempre, no es un resultado o dos, somos Independiente. Y sin vender humo ni lagrimeando te lo digo, se ven muchos signos de recuperación, pero ahora es cuando más tenemos que mantener la calma. Esto tendría que ser siempre así, de hecho lo era.

N- Vos mismo lo estás diciendo, así era y así es ahora, estamos volviendo a ser. Ya desde el saludo inicial del equipo se nota eso.

P- Te admito que la actitud que está demostrando este equipo hace que al menos no sea una falta de respeto que lo hagan y eso es más que positivo. Pero evitemos algún tipo de comparación hasta que ganen algo, no seamos ridículos.

N- Recuperar la identidad ya es algo abuelo. Y si ganamos el domingo ni hablar.

P- Si ganamos el domingo lo vamos a festejar, pero no va a ser más que ganarle otro partido a un rival al que le llevamos siglos de historia de diferencia.

N- Como vos a mi…

P- No te hagas el vivo… Pero bueno si, más incluso jaja. Ganar algo es salir campeón Nico, ustedes los purretes están mal acostumbrados, creen que ganar un clásico es tener un buen año y eso es lo mínimo que pueden hacer los jugadores por nosotros.

N- Lo mínimo es dejar todo y este equipo lo hace. Y no va a ser fácil ganarle a los mufas con esa delantera, la verdad es que los dos son buenos. Menos mal que no están ni Acuña ni Martínez. Nosotros por suerte tenemos a Barco, estuvieron bien ahí los dirigentes.

P- Obrar bien es darle a los seleccionados la importancia que tienen, no festejar una avivada. Además para el pibe podría haber sido una experiencia única para despegar y crecer como jugador del Rojo. Los vecinos actuaron mejor que nosotros esta vez.

N- Dejate de joder abuelo, la selección me la paso por donde no me da el sol, más si la dirige Úbeda. A mi me importa Independiente nada más. Cuando nos cambian algo en contra no tenemos peso en AFA, cuando es algo a favor es una avivada, nada te viene bien a vos.

P- Los tres puntos el domingo me vendrían bárbaro. Y a vos que tanto te gustan las avivadas al parecer, tenés que pagar para ir a la popular. Algo que nuevamente viola el estatuto del club y ya se toma y hace como si fuera normal.

N- Me duele, no te voy a decir que no. Pero es algo lógico teniendo en cuenta la demanda que va a haber. Además es una buena forma de ayudar al club y a una dirigencia que hizo tanto por despertarlo.

P- El que tiene que despertar sos vos pibe. Otra vez defendiendo lo indefendible.

N- Y vos que raro despotricando. Si les cobraran a vos y a todos los de la Erico por protestar tendríamos más ingresos que el Manchester.

P- En vez de hacerte el gracioso pensá en la cantidad de plata que perdió el club por pagarle el sueldo a todos los matungos que aplaudiste vos. Y calmate, porque acá soy el más grande y mando yo.

N- Como el Rojo en el barrio y el clásico.

P- Exacto, como el Rojo.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend