Paladares Rojos

Paladares Rojos

Las vivencias, pensamientos y formas de ser de cada uno hacen que existan distintas miradas sobre los mismos hechos. Y en un club con la historia de Independiente eso pasa todo el tiempo. En la cancha, la calle, internet y hasta en una familia. En esta columna mostraremos como viven la actualidad Roja un abuelo y un nieto, dueños de paladares muy distintos, muchas veces opuestos y que representan a dos generaciones de hinchas. Y cuando se encuentran a la salida de la cancha o en las reuniones familiares se dan discusiones imperdibles. ¿Con cuál de los dos te identificás más?

Pocho es el abuelo de Nico, un veterano fanático, socio vitalicio y “veneno” del Rojo de nacimiento. De niño se enamoró de las historias de Erico haciendo goles suspendido en el aire y evitando convertir más para ganarse un auto. Paseó su juventud por todos los estadios argentinos y sudamericanos disfrutando la época dorada del Rey de Copas y viendo a los mejores equipos. Pero haber vivido ese pasado glorioso tan de cerca lo ha vuelto muy poco tolerante con la actualidad del club, los políticos y los jugadores. Fundamentalista del paladar negro, la nostalgia lo hace opinar siempre en caliente y lo transformó en un pesimista nato, al igual que la mayoría de sus compañeros de platea. Se lo ha escuchado mil veces decir “para ver esto no vengo nunca más” y hasta rompió el carnet en medio de una calentura; sin embargo jamás dejó de ir a la cancha ya que su amor por el Rojo sigue intacto. Además adora concurrir con su nieto, aunque lo viva tildando de “contra” y “amargo”, motes que en vez de enojarlo lo llenan de orgullo.

Nico heredó la pasión por Independiente de su abuelo y se hizo tan o más fanático que él. Al Bocha lo vio solo en videos. Tiene algún vago recuerdo del Maracaná, pero más porque le llamaba la atención que estaba dando la vuelta el dinosaurio Bernardo de Tinelli que por ser consciente de lo que acontecía. Su primer festejo en vivo, aunque también era chico, lo tuvo en cancha de San Lorenzo. Y después del penal de Tuzzio gritó su primera y única Copa, la vuelta que sin dudas más disfrutó cubierto de lágrimas en plena sur baja. Respeta el pasado, acepta el presente y siempre mira esperanzado hacia el futuro. Optimista por naturaleza, es totalmente incondicional y va a todos lados sin que le importe nada. No putea a los jugadores y nunca se deja llevar por la calentura. Le encanta ir a la cancha y discutir con su abuelo, a quien ama y envidia a la vez. Cada vez que lo gasta por su poca paciencia recibe la acusación de “conformista” o “hincha de la hinchada” algo que no le molesta, ya que sostiene que “en las malas hay que bancar mucho más”.

P- No me pongas esa cara porque te lo vengo diciendo hace rato, te estabas haciendo los rulos con este equipo al pepe Nico, es una lástima.

N- Estábamos ilusionados, es una pena haber jugado así y perder el invicto.

P- Se perdió mucho más que eso, mucho más. Se cagaron en todo, en nosotros, en el saludo, en todo.

N- Pará calmate, te va a dar algo, siempre lo mismo vos. Todos los partidos valen tres puntos, sea donde y con quien sea. Se perdió uno, después de 14, tampoco es una tragedia.

P- No se perdió un partido, se perdió EL partido. Apenas te dan el fixture no buscás cuando te toca con Defensa, mirás en que fecha se dan estos cruces, justamente porque valen mucho más que tres puntos. Y en este caso es mucho peor, por la manera en la que se jugó.

N- Por la manera en la que jugó Boca querrás decir. Se despertó justo contra nosotros, mala leche, por algo es el puntero.

P- Nosotros dormimos que es distinto. Fallaron todos, jugadores y técnico. Regalaron el partido. Yo tengo más movilidad que Erviti y este tipo lo pone a marcar solo en el medio, me cache en dié…

N- Este tipo, como vos decís, salió a atacar y con un once ofensivo en la Bombonera. Con el resultado puesto opina cualquiera, antes del domingo no te escuché quejarte porque jugaba Erviti.

P- A lo mejor era porque pensaba que era una joda. Que después es lo que hicieron los Bosteros éstos con nosotros. Los equipos campeones son los que ganan los clásicos, los partidos jodidos. Teníamos chances y mirá como nos desilusionaron… Dios mío.

N- Abuelo el objetivo era y sigue siendo clasificar a la Libertadores. Si teníamos chances de salir campeón, era justamente gracias a este equipo que cayó por primera vez el domingo en este año. Y dicho sea de paso, cumplió con los otros dos objetivos del semestre.

P- Si… ¿De tuje con Camioneros y ante el temible Alianza Lima?

N- Exacto. Uno con suplentes y el otro ganando un partidazo en Perú.

P- Jugamos bien ese día, pero como confiar ahora en este plantel, en este técnico si arrugaron así después. Si seguimos avanzando, ¿Qué podemos esperar si nos toca ir a Brasil por ejemplo?

N- ¿Pero no pensaste que quizá esa sea la razón por la que bajó tanto el rendimiento? No te olvides que jugaron unos días antes en Lima.

P- Pero no seas bolas tristes, por favor. A tu edad cuando llegaba a la cancha los jugadores se estaban clavando un vino con puchero y estos troncos no pueden jugar dos partidos en el exterior en una semana. Las cosas que hay que escuchar, son señoritas.

N- Uno abuelo, el otro fue en La Boca. Ah…, ahí caí, malísimo. Y atendé que te llaman del INADI.

P- ¿De donde? Es un chiste, che…

N- También estate atento a Orgullo Rojo, porque ya que hablás de jugadores de tu época en la web le hicieron una nota a Micheli, Cecconato y Cruz.

P- ¿De verdad me decís? ¡Qué lindo!

N- Si, posta. En breve la vamos a poder ver.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
3
4

Send this to a friend