Parches y errores

Otra vez sufre Independiente por falta de efectividad y con una defensa emparchada que dejó mucho que desear. Esta vez, el Rojo cayó frente a Estudiantes de la Plata.

Con las ausencias de los lesionados: Alan Franco y Fernando Amorebieta, Ariel Holan debía parar una nueva defensa, entre ellos: Fabricio Bustos, Nicolás Figal, Gastón Silva y Juan Sánchez Miño.

En el primer tiempo, el conjunto de Avellaneda tomó la iniciativa en ataque. Ya en los primeros diez minutos, Leandro Fernández se lucía y hacía acumular para su equipo unas tres situaciones claras de gol.

Los Pinchas fueron de menor a mayor. Minutos después de las amenazas del equipo local, los de La Plata fueron acercándose más al arco del golero uruguayo. El más punzante era Juan Ferney Otero.

Se perdía en el retroceso y recuperación de la pelota cuando Lucas Albertengo -por una baja de su presión- sale reemplazado por Juan Manuel Martínez.

Terminaba el primer tiempo y, como en el partido contra Rosario Central de la semana pasada, los Diablos padecían la falta de gol.

Sánchez Miño no volvía a la segunda parte por haber sufrido un golpe en el tiempo anterior de Facundo Sánchez, jugador que debió ser expulsado. Por eso ingresaba Diego Rodríguez. Aquí es dónde se empezaba a improvisar. Independiente perdía altura en la zaga central, ya que Nicolás Domingo se ubicaba de seis y el uruguayo Silva ocupaba el lateral izquierdo.

Parecía que la pelota no ingresaría hasta que, Fernández realiza un cambio de frente a Bustos, este último con un pase caviar, hace que Gigliotti convierta un lindo gol de cabeza, a los 51 minutos. Segundo de gol del Puma y, también, segunda asistencia de Bustos en dos partidos oficiales que van del año.

En pocos minutos, a los 60′, la defensa del Rojo pierde la marca y Gómez aprovecha y convierte, tras un centro anterior ejecutado por Sebastián Dubarbier.

Después de 72 minutos de muy buen nivel de Otero, logra convertir tras un fallo en la salida de Martín Campaña. Raro en él. Aunque haya sido una causa determinante para aquel final no deseado, la hinchada Roja lo aplaudía en la siguiente pelota que tocaba.

De nuevo, el conjunto dirigido por Ariel Holan no pudo ganar en casa. A pesar de ello, los simpatizantes reconocieron el esfuerzo de sus jugadores, y los despidieron con aplausos, tratando de inyéctarlos anímicamente para todo lo que viene.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Juan Patricio Perimbelli
Estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en UADE. Dios es Fiel. Que Deus nos abençoe e nos proteja. Hincha de Independiente. Redactor en @OrgulloRojoWeb

Últimas noticias

2
3

Send this to a friend