Perdidos pero con vida

Independiente cayó ante Atlético Tucumán por 1-0 en condición de visitante en el primer duelo por la Copa Conmebol Sudamericana. Pese a esto, lo más preocupante del equipo conducido por Ariel Holan no es el resultado propiamente dicho, sino la forma en la cual se dejó pasar una clara oportunidad de afianzarse de cara a la recta final del certamen sudamericano.

El Rojo se mostró vulnerable desde el minuto 0 hasta el último cabezazo del jugador del Decano que se fue besando el poste en el ocaso del cotejo. Impreciso en los ataques, desordenado en los retrocesos y sin eficacia en las pocas situaciones que creó, Independiente terminó el encuentro con más dudas que certezas.

Repasando rápidamente de atrás hacia adelante; la inclusión de Amorebieta no fue productiva en el rendimiento defensivo, sobre todo porque hubo que sacrificar a un futbolista que venía teniendo actuaciones correctas como Sánchez Miño por la banda izquierda. Quedando así, con Franco y Tagliafico de centrales.

Barco tampoco pudo ser ese creador que necesitó el Rojo en la tibia noche tucumana. Apresurado para salir hacia adelante y sin poder de resolución ante la buena marca del contrario, el joven de 18 años quedó sin respuestas futbolísticas hasta su sustitución. Pobre también la labor de Albertengo que sigue padeciendo el haber estado tanto tiempo inactivo, sin ofrecer peso ofensivo. Meza y Bustos de lo mejorcito; intentando llevar siempre el equipo para adelante.

Los cambios del entrenador en el complemento fueron claros, ir a buscar el empate para poder disminuir la presión en el Libertadores de América el 12 de septiembre en el partido de vuelta. Sin embargo, nada de eso ocurrió. Benítez perdió muchas pelotas sin gravitar en ataque y Fernández jugó para que lo expulsaran, disputando con mucha vehemencia los balones divididos.

Este primer encuentro mostró una pizca de lo que puede ser Independiente en el transcurso de este semestre. Este Independiente que iba rumbo a llevarse todo lo que se atravesará en el camino, contemplando que con poco, en el semestre anterior, se habían cosechado 10 triunfos, 9 empates y sólo 1 derrota.

No fue el mercado de pases esperado y sin una brújula que indique el camino dentro del campo será difícil poder “ser campeones de todo” como dijo el presidente Hugo Moyano hace algunos días.

Será determinante estos últimos días del libro de pases para incorporar un jugador que cambie la ecuación en un partido, de lo contrario, nuestro querido Independiente seguirá divagando por la bruma de la decepción.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Alexis Potel
Periodista de la Academia de Quique Wolff. Crecer es el objetivo principal del desarrollo.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend