Prensa sin botines

Prensa sin botines

En los últimos días, a través de diferentes medios masivos de comunicación, comenzó a circular el caso de Marcos Carrasco, un chico neuquino de 12 años de edad, que quiso probarse en Independiente y le negaron la posibilidad por no poseer la indumentaria adecuada.

Según informaron “Minuto Uno”, “C5N”, el diario local “Neuquen 24 Horas” y demás medios, Marcos viajó desde su provincia natal a Buenos Aires, quiso probarse en Independiente y, llegado el momento tan esperado, le fue negada la participación por no tener botines a la hora de jugar. (ACÁ, LA CARTA ESCRITA POR EL CHICO).

Según pudo investigar Orgullo Rojo, que habló con Marcos vía Twitter, parte de la información propinada por los susodichos informantes es falsa, ya que el chico jamás viajó a Buenos Aires, y ni siquiera realizó la prueba en las instalaciones de un predio perteneciente a Independiente.”Estoy aclarando en todos lados que no viajé a Buenos Aires porque la prueba fue acá en Neuquén” fue el mensaje que envió el chico, y agrega: “C5N entendió mal, nunca viajamos, fue acá en la cancha de Pacífico de Neuquén“. Para corroborar lo que dice, Marcos adjuntó las siguientes fotos en los mensajes, donde se los ve presentes a Jorge Griffa, Abel Alves y Ricardo Pavoni, habituales responsables de las tareas de ojeo, y a Gabriel Leiva (tercero de izquierda a derecha), supuesto integrante de una de las peñas del Rojo en Neuquén y el supuesto encargado de comunicarle al chico la decisión.

IMG_20150713_003018

El joven afectado detalló las palabras que utilizó Gabriel Leiva a la hora de comunicarle la decisión: “El hombre ya me había anotado, y después me dijo que: No podía jugar si no tenía el equipo completo. Que es como si él vaya a entrenar en calzoncillos“, y añade: “Además que habían jugadores internacionales y que no podía jugar así porque me iban a sacar los veedores que estaban en cancha“.

Por el lado de Independiente, Orgullo Rojo pudo hablar con uno de los responsables de las peñas, quien desmintió rotundamente que eso haya ocurrido: “Nosotros jugamos constantemente con chicos de bajos recursos, jamás diríamos una cosa así; se han acercado niños de origen mapuche a atajar sin guantes y lo han hecho a la perfección”, y agregó: “La prueba se realizó en césped sintético, por lo que si (Marcos) venía en zapatillas, no iban a hacerse diferencias”.

Sobre Gabriel Leiva, nos comenta que “Leiva no trabaja con nosotros. Él lo hace con el Club Atlético Neuquén, pero como es hincha de Independiente se acercó para colaborar”.

También, nos agrega que “Ese día estaba previsto probar a 44 chicos por categoría. Sin embargo, cuando (Jorge) Griffa observó que la cantidad de asistentes superaba el límite, decidió probar a todos. La única regla a cumplir era que llegaran a horario, es decir, media hora antes de la convocatoria. El total, aproximadamente, sumó a 840 jóvenes que hicieron fútbol”.

Para intentar probar la verdad del aporte, la persona le adjuntó a este medio fotos personales tomadas por un colega suyo, donde se pueden observar a algunos jugadores realizando la prueba sin “el equipo completo”, ya que no todos poseen canilleras, remeras o hasta botines.

foto1botines

foto2botines

Por su parte, Ricardo ‘el Chivo’ Pavoni nos contó que, efectivamente, él estuvo el día de la captación en Neuquén junto a Abel Alves y Jorge Griffa. “Del club éramos solo nosotros tres, el resto corría por cuenta de la Peña de allá, quien puso a cargo de los ‘profes’ a un muchacho llamado Alejandro. Los profesores que entrenaban a los chicos no tenían nada que ver con el club, sino que eran parte de la liga neuquina”.

El ex jugador de Independiente continuó desligando al club de lo sucedido: “Nosotros (por Griffa, Alves y él) sólo nos limitamos a ver el desempeño de los que entraban a la cancha. Nos sentamos en el medio de la cancha, nos alcanzaban una planilla con los nombres de los que estaban jugando y veíamos el partido. A ese Gabriel Leiva que el chico nombra, nosotros no lo conocemos, pero posiblemente haya sido uno de los profes que trabajan en la liga local y que acudió para darnos una mano”, nos comentó.

Además, el ‘Chivo’ aclaró que “si jugaba con botines o zapatillas no había mucha diferencia, porque el campo era de césped sintético. La realidad es que en eso es en lo que menos nos fijamos. Hubo chicos haciendo la prueba en zapatillas ese mismo día y no podemos exigirle a todos que tengan el equipo completo porque sabemos las necesidades de algunos lugares a los que vamos”.

Para finalizar, Pavoni remarcó que “si el chico quiere probarse nuevamente, con o sin botines, lo esperamos de brazos abiertos. Griffa, Alves y yo tenemos muchísima experiencia en la captación de jugadores y sería ilógico que dejemos afuera a una persona porque no cumple con el equipo necesario para practicar”.

Para concluir, nos llegó un mensaje que el propio Gabriel Leiva, quien supuestamente le negó al chico la posibilidad de entrenar, envió a los responsables de la Peña de Neuquén, donde explicó: “Al parecer, el nene escuchó cuando yo dentro del vestuario les decía ‘me imagino que trajeron todo para realizar la prueba: medias, botines, canilleras; y entendió que por no tener esas cosas no podía hacerla y se retiró sin que yo me enterara”.

De todas formas y, y comprendiendo este desliz, tanto de parte del club (quien quedó demostrado nada tiene que ver en el suceso), como de la Peña Roja de Neuquén y del propio Gabriel Leiva, el mismo chico nos aseguró que en el día de hoy le ofrecieron una nueva prueba en un club de General Roca, por lo cual Marcos podrá cumplir con su tarea de demostrar que tiene lo suficiente para poder jugar en Independiente.

En conclusión, la situación fue un gran malentendido de la cual algunos medios nacionales (que ya nos tienen bastante acostumbrados a buscarle cosas a Independiente para dejarlo mal parado) se hicieron eco. Apelamos, entonces, a la buena voluntad de aquellos que replicaron la carta del chico para que también repliquen la explicación pertinente. La repercusión del hecho hubiese sido mucho más liviana si aquellos que aprovecharon la situación para ensuciar al club hubiesen hecho lo que se debe: preguntar e investigar. Porque si un periodista no pregunta y no investiga, es como ir a entrenar en calzoncillos.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Román Failache
"La columna de Román" para Orgullo Rojo.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend