Home Actualidad Que sea sólo un susto…

Que sea sólo un susto…

0

Promediaba el segundo tiempo cuando en un pelotazo aislado Daniel Montenegro saltó en la busqueda de la pelota y se dobló el tobillo.

Al principio, las muestras de dolor hacían generar una preocupación importante de cara a lo que viene, pero luego de ser atendido se pudo levantar y retirarse del campo de juego caminando con molestias.

Seguramente mañana le realizarán estudios para definir que lesión tiene y cuanto lo compromete con relación a la reanudación del torneo. 

Exit mobile version