Resistencia

“Cuánto más grande es la dificultad, más gloria hay en superarla”, reza una cita del histórico filósofo griego Epícuro y vaya si han ocurrido acontecimientos enmarañados en la institución de Avellaneda en el último tiempo. Sucesos que son difíciles de abstraerse por completo para cualquier jugador de fútbol pero que finalmente se superarán con el compromiso, la actitud y la intensidad, que caracteriza a este escudo. Aquellos que nos quieren ver en el piso, esgrimiendo quien sabe qué cosa, son los que hoy se retuercen enfurecidos al ver que el Rey de Copas se sostiene firme y recubierto por la gran historia, la mística y por supuesto su gente.

En estos meses en la entidad de Avellaneda hubieron allanamientos a la sede de Mitre 470, difamación y la divulgación de información de extrema confidencialidad judicial en medios deportivos y operaciones políticas que ostentan contra el bienestar del club. La “Resistencia” nos sirve para mantenernos firmes y capaces de aguantar cualquier fuerza de oposición. Así como los partisanos italianos resistieron contra el fascismo de Benito Mussolini y las tropas nazis durante la segunda Guerra Mundial. Esto lejos está de ser un término tan grande y lamentable como una guerra; pero es una situación turbia que debe mantenernos despiertos, unidos y atentos porque hay están ellos, esperando nuestro tropiezo.

El hincha y socio del Rojo no está exento de este hostigamiento permanente. Cada vez que el equipo de Ariel Holan se presenta en el Libertadores de América, los problemas surgen. Ingresar al estadio se transformó en un karma para la parcialidad local. Un ejemplo es lo que aconteció en el último encuentro, ante Gimnasia Esgrima de La Plata, el fin de semana. Hubieron cuatro vallados previos en la tribuna social Norte Baja -uno más que en la Sur Baja-. De esta manera la dinámica de admisión se demoró demasiado y si a esto le sumamos el maltrato de la policía, quienes originan embudos innecesarios y malestar en la gente -con el partido ya comenzado- se torna insoportable hasta para el más paciente cuando se quiere entrar a nuestra propia casa. No hace falta que mencione la “Resistencia” que tienen los aficionados cada fin de semana.

El último punto de esta humilde y pequeña reseña que amerita la “Resistencia” de Independiente, son los reiterados arbitrajes polémicos que se dan tanto a nivel Conmebol como en la Superliga Argentina. Fallos que no parecen ser simples errores: el penal inventado ante Atlético Tucumán y la clara mano del jugador paraguayo, Tacuara Cardozo en la Copa Sudamericana 2017, las dos tarjetas rojas en ambas finales de la Recopa frente a Gremio, el gol anulado por una supuesta “infracción” de Nicolás Figal ante Corinthians en Brasil, en la actual Libertadores, y otros tantos partidos del campeonato doméstico, como fue ante el Lobo. Todas las dividas son para el contrario siempre, tarjetas mal aplicadas y penas máximas no sancionadas.

Independiente duele, molesta y genera la envidia de propios y extraños, eso no es ninguna novedad. Nosotros resistiremos juntos, como siempre. Estaremos preparados para lo que siempre nos hicieron, atacarnos. Sepan que la institución está de pie y que ¡aunque nos lleven la contra todos los cuadros demás, será siempre Independiente el Orgullo Nacional!.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Alexis Potel
Periodista de la Academia de Quique Wolff. Crecer es el objetivo principal del desarrollo.

Últimas noticias

1
3
4
5
6

Send this to a friend