Rompió el maleficio

En la fecha doce de la Superliga, Independiente viajó a Mendoza para medirse ante el siempre karmatico Godoy Cruz. El Rojo buscaba su segundo triunfo de la mano de Fernando Beron que luego del triunfo ante el “Ciclón” movió algunas piezas. Campaña; Figal, Franco, Silva, Sánchez Miño; Romero, Domingo; Blanco, Benítez, Domínguez y Silvio Romero fueron los once que saltaron al campo de juego.

En los primeros instantes el Rojo salió a presionar y a los 2′ Domingo tuvo su chance con un remate muy bueno que contiene el arquero tombino. Luego Benítez tuvo su chance y la pelota tuvo el mismo destino. Independiente dominaba el partido y Cecilio se mostraba muy activo ganándole siempre a Breintenbruch que se ganó la primera amarilla del partido; pero como siempre, en el mejor momento del Rojo, el rival golpeó y fue el “Morro” García, quien luego de una pifia de Silva y posteriormente de Sánchez Miño, pone a su equipo en ventaja cuando iban 12 minutos de juego.

De ahí en más todo fue desorden, Benítez sin poder hilvanar una jugada, Blanco desaparecido y un Cecilio que comenzaba a apagarse. Solamente un cabezazo de Figal a los 23 y un remate de Blanco a los 28 fue todo el peligro que los dirigidos por Beron llevaron al área de Godoy Cruz, producto de la falta del juego colectivo y profundidad en sus atacantes. Así, Independiente se fue al descanso derrotado en el marcador y dejando una pobre imagen.

En el complemento Independiente salió a buscar el partido con algunas dificultades pero la asociación entre Miño y Cecilio comenzarían a dar frutos. El Rojo arrinconaba a un rival que se defendía muy atrás y fue así como a los 13′ Figal empuja un desvío de Jacquet -tras un centro de Sánchez Miño- para empatar el encuentro. Solamente 2 minutos después, Cardona le iba a pegar un codazo dentro del área y Penel decidió expulsar al jugador del “Tomba” y cobrar penal en favor de la visita. Quien se haría cargo sería Silvio Romero que al igual que frente a San Lorenzo, convertiría el 2-1 para poner a Independiente en ventaja a los 18 minutos del complemento .

De ahí en más fue todo rojo. Juego asociado, solidez defensiva y buenas combinaciones hicieron que Independiente levantara el nivel. Luego ingreso Roa por Benítez que fue lo más flojo del elenco de Avellaneda. A los 32 Blanco desperdicia una gran chance para ampliar el marcador no viendo a Domínguez sólo en el punto penal y decidiendo un fallido remate al arco.

A los 38 ingresaria Bustos por Figal, que se retiró lesionado y en tiempo de descuento, Blanco le dejaría su lugar al pibe Barreto.

Los de Beron lograron su segunda victoria consecutiva y suman 20 puntos, con un partido pendiente. El Rojo pudo revertir un resultado desfavorable en un cancha muy difícil y después de mucho tiempo logró volver de Mendoza con tres puntos importantísimos.



Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Nadia Cantizano
Estudiante de Lic. en Comunicación social UBA

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend