Sabor a nada

Independiente recibía a Lanús en el estadio Libertadores de America por la sexta fecha de la Superliga. El conjunto dirigido por Sebastián Beccacece estaba obligado a ganar para cambiar la imagen de los partidos pasados y de esta manera acercarse a los lideres del torneo. El local salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; Lucas Romero, Pablo Perez, Sánchez Miño, Blanco; Palacios y Silvio Romero. 

En los primeros minutos, el Grana salió a presionar la salida del Rojo y buscaba recuperar bien arriba para lastimar. A los 11, Lucas Romero metió un buen pelotazo y Palacios le erró al balón mano a mano contra Rossi, fue clara para el tucumano. El partido era feo y ninguno estaba cerca de anotar, pero el visitante tenía mayor protagonismo. Cuando se jugaban 23, Silva desbordó por izquierda y luego de sacarse un rival de encima, metió un excelente buscapié que encontró a Silvio Romero. El delantero con un toque sutil la mando a guardar y estampó el uno a cero para Independiente. Luego de la diferencia en el marcador no pasó mucho, solo un mal remate de Bustos que se fue lejos a los 39 minutos. Ambos equipos se fueron al descanso con la sensación de que no estaban encontrando su mejor fútbol. 

El Rojo volvió a la cancha con todo. Al minuto, Pablo Pérez dejó de cara al gol al Chino Romero y el 9 la picó para decretar el 2 a 0. Doblete para Silvio que viene en alza. Cuando parecía que Independiente iba a estar tranquilo, segundos después vino el descuento de Lanús. Luego de un tiro libre, la pelota se desvió en Valentí y el visitante se ponía a tiro. Instantes después y luego de un córner, Sand empató el encuentro. La gente no podía creer lo que estaba pasando y se empezó a impacientar. Domingo Blanco comenzó a encarar y fue de lo mejor de la segunda parte. Barboza demostró, una vez más, que no está preparando para jugar en la primera de Independiente. Fuera de tiempo y perdiendo todas la pelotas en los mano a mano. El visitante pudo llevarse los tres puntos cuando a los 32, Acosta hizo una gran jugada y Sánchez Miño despejó en la línea. Para colmo, Marcelino Moreno pegó una pelota en el palo. Cuando se moría el encuentro Cecilio Domínguez, que entró por Palacios, tuvo la suya luego de un tiro libre que se fue cerca. Mauro Vigliano, de pésimo arbitraje, marcó el final y el público reprobó otra mala actuación de Independiente. 

Becacecce está en la cuerda floja y si en los próximos partidos no revierta este presente habrá que empezar a buscar otro DT. Los jugadores no responden y la gente no soporta ver un equipo sin alma. El próximo sábado enfrentará desde las 20 a Atlético Tucumán en condición de visitante.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Matías Schulze
Soy periodista deportivo. Fanático y socio del Club Atlético Independiente. Sueño con ver al Rey de Copas levantando la octava Copa Libertadores.

Últimas noticias

1
2
4
6

Send this to a friend