Se fue a las risas

Lo que hizo Nestor Pitana esta tarde en el Libertadores de América es algo difícil de explicar, ya que perjudicó claramente a Independiente en el duelo ante Arsenal.

El misionero, que tiene una historia de bochornos arbitrales dirigiendo al Rojo -Aquella famosa mano de González Pires contra River o su vergonozosa actuación en la última eliminación de Copa Argentina contra Lanús-, sumó uno más a su patético historial.

Hoy omitió dos penales claros estando bien ubicado. El primero, por una mano alevosa cuando Silvio Romero intentaba controlar un pelotazo, en la etapa inicial, cuando el partido todavía estaba 0-1. El segundo cuando con el cotejo 2 a 2, Alan Velasco fue derribado en sus narices adentro del área pero con el gestito de siga siga dio inicio al tercer tanto de Arsenal.

Luego expulsó a Alan Franco por protestar y, haciéndose el boludo, intentó una especie de compensación echando a Jhonatan Candia faltando cinco minutos para que termine el partido por doble amarilla.

Lo peor llegaría sobre el final del partido, cuando se fue entre risas con los jugadores de Arsenal -que nada tienen que ver con el desempeño horroroso del misionero-. Como si hubiese sido una tarde normal con un arbitraje sin polémicas, como si se fuera contento de un boliche después de haberla pasado bien.

Lo grave de toda esta situación, es que este sujeto llegó a dirigir la final de un mundial, por lo que se supone que es un buen árbitro, algo que cada vez que dirige a Independiente no lo demuestra. Mientras los dirigente sigan permitiendo este tipo de cosas, Pitana seguirá riendo cada vez que le toque el Rojo.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

Send this to a friend