Se rompió un maleficio

Alan Velasco anotó el segundo gol del Rojo ante Bahía y rompió una insólita y macabra racha larguísima.

Es que la joven promesa de Independiente marcó su primer gol desde que lleva la número 10 en la espalda pero lo que llama la atención es que tuvieron que pasar más de dos años para que un jugador volviera a anotar con ese dorsal.

El último había sido Fernando Gaibor, el 18 de febrero de 2019, en la derrota ante Racing por la Superliga 2018/19. El ecuatoriano anotó el empate parcial de aquel clásico que el Rojo terminaría perdiendo.

Martín Benítez, el heredero de la número 10 no marcó ningún tanto con el manto sagrado puesto. En esa misma temporada concretó por Copa Sudamericana ante Universidad Católica en Ecuador, pero para esa competición tenía otro número asignado -la 7-.

Luego de la salida del misionero del club, la 10 estuvo vacante durante un año. A partir de febrero, volvió a tener apellido y, tres meses después se rompió el maleficio con el tanto de Velasco ante Bahía.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

1
2
5
6

Send this to a friend