Señores dejo todo…

…me voy a ver al Rojo, porque los jugadores me van a demostrar, que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro, como lo llevo yo.

La antigua canción de la hinchada de Independiente, muchas veces utilizada para otras versiones del Rojo que distaban de esto de que “lo llevan adentro como lo llevo yo” le cabe perfecto a este equipo que, desde hace un año, viene dejando todo en cada partido.

Más allá de que no siempre gana, si hay algo que no se puede discutir es esto: dejan todo. Y no solo eso, porque podés dejar todo y no jugar a nada. Independiente sabe a lo que juega. No se apichona jamás ante una situación adversa. No es fácil arrancar perdiendo una final y revertirla y, este grupo, ya lo hizo en tres ejemplares: las dos ante Flamengo y la de anoche ante el campeón de la Libertadores de América.

Fernando Amorebieta cometió un error que costó arrancar 0-1 promediando los 20 minutos de la etapa inicial. Sin embargo, más allá de esto, fue de los mejores de la cancha. Por merito propio y también por contagio. Porque el Rojo, tras el tanto de Luan se llevó por delante al rival, inclusive cuando quedó con uno menos por la infantil expulsión del Puma. El Vasco terminó siendo el bastión de la defensa y salvando un gol hecho tirándose con la cara y con la vida.

Puntualizo en Amorebieta, pero podría hablar de cualquiera. A diferentes escalas quizás, pero todos con el mismo fin. Porque Benítez, al que queríamos matar hace un año, erra un gol imposible y después de eso en vez de deprimirse como antes, se convierte en uno de los mejores del equipo. Porque Meza, lejos de ser el híbrido que llegó cuando vino de Gimnasia y sin tener hoy su mejor nivel, en cualquier momento agarra la pelota y hace un desastre. Porque Silva no es Tagliafico pero deja el alma. Porque Domingo juega cada partido como si fuera el último y nos hace olvidar que Marcone está en la popular alentando y así podría seguir hablando de todos.

Es que este Independiente está hecho de carácter. Es un equipo que aprendió en la adversidad y que se hizo cada vez más fuerte. Podrá ganar, empatar o perder en Porto Alegre porque esto es fútbol, pero de algo estoy seguro: que pase lo que pase van a dejar todo, porque un tipo, que entiende mucho el significado de esa canción, se los viene inculcando desde hace más de un año.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend