Si cuesta…

Si cuesta…

… Vale. Y como ya es sabido, a Independiente todo lo costó el doble desde que está en este inexplorado camino. Por tercera vez consecutiva, el Rojo pudo dar vuelta el resultado tras comenzar perdiendo y quedó a un paso del regreso a primera división. 

El partido ante Ferro suponía ser el final más dramático para Independiente en la BN. Tras una paupérrima actuación, el equipo de De Felippe caía uno a cero en Caballito y la ilusión por conseguir uno de los ascensos se desmoronaba a pedazos. Con más corazón que sapiencia, Sebastián Penco logró poner el 1-1 en la agonía del partido para que el “Rojo” respire y se mantenga con chances.

El punto de inflexión se dio en Pergamino: Tras ir cayendo por 1-0 en el inicio del ST, el conjunto de Avellaneda supo hacerse de diez minutos para dar vuelta la historia con goles de Federico Insúa y Sebastián Penco. La suerte estaba echada, pero la mayor alegría llegaría en la siguiente fecha.

El Rojo recibía a Defensa y Justicia en Avellaneda. Como ya ha pasado en reiteradas oportunidades, el equipo local ingresó muy desatento en los primeros minutos y Guerra aprovechó las desatenciones de Tula, Ojeda y compañía. Por suerte, la reacción fue rápida: Pisano lo empató con un golazo y, ya en la segunda mitad, Sergio Ojeda se reivindicó con un cabezazo tras un rebote en el travesaño que le terminó dando el triunfo a Independiente y la posibilidad de volverse a meter entre los tres que ascendían a primera.

Pero claro, había que jugar “la final” en Córdoba. Y volvió a ocurrir lo mismo. Gol de Raúl Damiani para Instituto durante el primer tiempo. Descanso. Charla técnica, confianza y lavado de cabeza por parte del DT. Complemento: Golazo de Daniel Montenegro y empuje, otra vez con más corazón que fútbol, para que Sebastián Penco marque el 2-1 casi sobre el final del partido. Si cuesta, vale.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
3
4
6

Send this to a friend