Siempre se puede estar peor

Siempre se puede estar peor

Insólito y desastroso debut de Independiente en la B Nacional: con una actuación paupérrima, el equipo de Miguel Angel Brindisi perdió cómo local 2-1 ante el modestísimo Brown de Adrogué. Martín Fabro, la figura del partido, abrió el marcador, Daniel Montenegro lo igualó de penal y Matías Sproat, en la segunda etapa, puso el segundo para la visita.

El día más negro de la historia de Independiente no podía terminar de otra manera que no fuera así, con una derrota tan catastrófica como histórica. Como si tener que jugar en la B Nacional no fuera suficiente, hoy el “Rojo” fue un poco más allá y cayó en el mítico Libertadores de América ante Brown de Adrogué. Sí, Brown de Adrogué ganó en Avellaneda…

La labor del equipo de Brindisi fue pobrísima. Nunca Independiente fue claro dominador del partido y el rival, con sus armas, se llevó una merecida victoria que incluso pudo haber sido más abultada de no ser por Fabián Assmann y por la impericia de sus propios hombres de ataque.

¿A qué jugó Independiente? Nadie lo sabe, ni el propio DT. Cero juego asociado, nada de balón al piso, sin abrir la cancha… todo pelotazo y centro a Sebastián Penco y Cristian Menéndez, quienes perdieron una y otra vez con la firme defensa de la visita, que igualmente casi ni pasó sobresaltos.

Lo sufrió Independiente el primer tiempo. Sin claridad ni profundidad, el equipo de Miguel Brindisi padeció con un ordenado Brown de Adrogué que, además, se puso temprano en ventaja por el gol de Fabro. Sin embargo, promediando los 30 minutos el “Rojo” llegó a la igualdad a través de un penal de Daniel Montenegro.

El nuevo equipo, de arranque, no funcionó. El fondo, sobre todo por el lado de Fabián Monserrat (no jugó en su posición), estuvo inseguro y el medio no contuvo ni generó: el único que aportó fue Daniel Montenegro las pocas veces que la tocó y apenas un poco de Martín Zapata, a quien le cometieron la jugada del penal.

Cuando todavía no había sucedido demasiado, Brown silenció el Libertadores de América: Monserrat dejó escapar a Fabro y el surgido de las inferiores de Independiente no perdonó con un remate cruzado que Fabián Assmann no pudo contener. Sorpresa total en Avellaneda y conmoción.

Casi lo empata al toque Independiente tras un desborde de Cristian Menéndez, pero Montenegro, entrando al área, la envió por arriba del travesaño. Y a los 25 la visita estuvo muy cerca de conseguir el impensado 2-0: pifió Julián Velázquez y Sproat quedó solo, pero por el medio llegó justo a cortar Morel Rodríguez.

Y llegó el deseado empate: Zapata desbordó, Lemmo lo bajó con un toque en la pierna izquierda del ex Belgrano y Montenegro, con un poco de suspenso, cambió por gol con un buen remate rasante que Giordano vio cerca pero que no pudo detener. Parecía que el tanto podía traer calma, pero no…

En tiempo adicionado, Zapata se peleó con Ruiz Díaz, volante central de Brown, y el línea le marcó al árbitro que debía expulsarlos a ambos. Así lo hizo Maglio y ambos a las duchas. Visto después del partido, el más perjudicado fue Independiente, que no volvió a desequilibrar por ese sector.

En el complemento arrancó mejor el conjunto de Adrogué, que se perdió dos chances clarísimas: un cabezazo de Mariano Guerreiro que se fue cerca del palo y otro testazo de Sproat que Assmann, de manera providencial, desvió al corner. Brown era mucho más que Independiente.

Y de tanto ir, el “Tricolor” se puso arriba en el marcador. Fabro armó una jugada bárbara, habilitó a Joel Barbosa, centro, mil rebotes en el área y Sproat, a la salida de Assmann, nuevamente dejó en silencio a un Libertadores de América que no podía creer lo que estaba sucediendo en el campo de juego.

Por más que Brindisi mandó a casi todos los hombres de ofensiva que tenía en el banco, Independiente no logró nunca poner a un jugador de cara al arquero y apenas inquietó con un par de centros. Sí, en serio: perdiendo, el “Rojo” casi que no le pateó al arco en todo el segundo tiempo a Brown.

Y fue victoria 2-1 para Brown. Sólo 2-1 porque la visita no aprovechó ninguna de las contras de las que dispuso ante un Independiente que se mostró desesperado y apurado desde el inicio. Un duro e inesperado comienzo para poner los pies sobre la tierra y darse cuenta que la vuelta será dura…

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

2
3
4
6

Send this to a friend