Siete al hilo

Entre 1938 y 1940 Independiente logró un increíble récord en el fútbol argentino, cuando con uno de los mejores equipos de la historia llegó a ganar 7 títulos consecutivos entre campeonatos, copas nacionales y rioplatenses.

Ganó todo lo que había en juego. Ese equipo legendario tuvo a Arsenio Erico, Antonio Sastre y Vicente De la Mata como figuras descollantes.

Copas Aldao, Ibarguren y Escobar en la vitrina de Independiente

Independiente fue el equipo que más puntos sumó en la primera década del profesionalismo (1931-1940), también el máximo vencedor de clásicos y con gran diferencia, ya que les ganó tantas veces que quedaron todos en negativo.

Los títulos llegaron recién a finales de década, después de 4 subcampeonatos, todos juntos.

Posiciones 1931-1940
Independiente 494
River Plate 484
Boca Juniors 477
San Lorenzo 446
Racing Club 413

Tabla Clásicos 1931-1940
Independiente 105 (43 a 22)
River Plate 81 (30 a 33)
Boca Juniors 81 (31 a 34)
San Lorenzo 81 (27 a 30)
Racing Club 72 (26 a 38)

Bello, Lecea, Baigorria, Franzolini, Leguizamón, Martínez, Vilariño, De la Mata, Erico, Sastre y Zorrilla. El equipo que venció a Peñarol en Montevideo y se adjudicó la Triple Corona de 1938

En 1938 llegó el primer título, de manera brillante. Ningún equipo del fútbol argentino jamás se acercó a sus 115 goles anotados en el campeonato. Fue el conjunto con más goles a favor y menos en contra de la temporada. Sumó dos puntos más que River. El goleador absoluto del torneo fue Arsenio Erico con 43 goles, 10 más que su perseguidor, en el año anterior le había sacado 16 goles de diferencia al segundo artillero.

Como campeón de Primera División, clasificó a jugar la Copa Aldao contra el campeón uruguayo Peñarol. En un encuentro disputado en el Estadio Centenario de Montevideo, fue triunfo Rojo por 3 a 1 con tantos de De la Mata, Zorrilla y Erico.

Con la Copa Ibarguren, disputada contra el campeón de la Liga Rosarina, se ganó la Triple Corona. El partido se jugó en El Gasómetro y fue victoria de Independiente por 5 a 3, anotando De la Mata tres goles y Erico los dos restantes.

La temporada de 1939 iba a ser igual o más exitosa para Independiente. De nuevo ganador del campeonato argentino, y entre los dos años convirtiendo la espectacular cifra de 218 goles. Volvió a ser el equipo más goleador y menos goleado del certamen. Y volvió a dejar segundo a River, esta vez por 6 puntos. Arsenio Erico sería el máximo goleador por tercera vez consecutiva, con 41 goles.

Ya en 1940, pero por el logro del año anterior, jugó primero la Copa Ibarguren contra el ganador de la Liga del Litoral, Central Córdoba de Rosario. Fue contundente la victoria de Los Diablos Rojos por 5 a 0 con goles de Sastre, De la Mata, Leguizamón y Erico en dos oportunidades.

Tenía que jugar la Copa Aldao contra el otro gigante uruguayo, Nacional, esta vez en Buenos Aires. Otra goleada 5 a 0 para ser nuevamente campeón rioplatense, con goles convertidos por Erico (3), Zorrilla y De la Mata.

Por segunda temporada consecutiva ganaba la Triple Corona: Campeonato + Aldao + Ibarguren.

De la Mata, Erico y Sastre, genios de Independiente y del fútbol argentino. Orgullos Rojos

Pero esta temporada se iba a jugar una nueva copa llamada Adrián C. Escobar, un torneo relámpago (disputado en esta ocasión en cancha de River) entre los mejores ubicados del torneo. Por ser campeón de 1939, accedía directo a semifinales mientras los 6 equipos restantes se enfrentaban en cuartos. Al Rojo le tocó Boca Juniors, a quien tenía claramente de hijo. Le ganó 1 a 0 con gol de Celestino Martínez, alcanzando así la octava victoria al hilo contra el equipo de La Ribera. Para Boca sería la peor racha histórica de derrotas en fila sufridas contra un club, porque en el campeonato siguiente llegarían a ser 9 luego de la peor derrota que tuvieron alguna vez, 1-7.

En la final enfrentó a San Lorenzo, que venía de vencer a River Plate en la fase anterior. Después de igualar en cero, desempataron meses más tarde y el 15 de agosto de 1940 Independiente se quedó con una copa más. Los Rojos ganaron 2 a 0 con goles de Maigán y Maril, en dos tiempos de 30 minutos.

Ese equipo fue demoledor y se vio reflejado en las impresionantes goleadas logradas por esos años.

Estas goleadas lo llevaron a ser por lejos el equipo con más goleadas a favor en el primer cuarto
de siglo del profesionalismo

Antes y después de esos logros, Independiente fue subcampeón. Siempre se mantuvo en los primeros puestos. Se puede decir que durante este lapso fue el mejor equipo del mundo y uno de los mejores que tuvo el fútbol argentino, con un juego fantástico y una ofensiva de lujo muy difícil de superar.

Ganar 7 Libertadores sobre 7 finales, es un récord casi imposible de igualar, pero en otros tiempos se jugaron 7 títulos durante dos temporadas y los ganó todos el mismo equipo, el Orgullo Nacional.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend