Orgullo Rojo, capítulo 121

Pasó una nueva emisión de Orgullo Rojo, cargada de información y entrevistas referidas a la actualidad del club.

Primero, Juan Cruz Anselmi, director del Departamento de Educación Física del club, habló sobre la remodelación de la pensión, y sobre el estado de las categorías inferiores, defendiendo el trabajo de Jorge Griffa y pidiendo tiempo de trabajo para que los hinchas puedan ver los resultados.

Luego, Ezequiel Dorado, arquitecto de las obras del estadio Libertadores de América, se refirió al avance de las mismas, dejando en claro que no hay ningún inconveniente con la tribuna norte, pese a los rumores que surgieron en las últimas semanas. Para finalizar, puso un manto de realismo respecto a la construcción del techo, aunque afirma que es un paso que se puede dar.

 

ESCUCHALO COMPLETO ACÁ

Orgullo Rojo #121 by Orgullorojo on Mixcloud

"La primera obra finalizará en noviembre"

Ezequiel Dorado, arquitecto del Estadio Libertadores de América, pasó los micrófonos de Orgullo Rojo radio para hablar de la actualidad de las obras en la cancha del Rojo: “La obra en este nivel va a estar construida de acá a noviembre. Luego quedan otras cosas, como los palcos”, afirmó.

Dorado se lamentó por las lluvias que no permitieron que las obras continúen con normalidad: “Los últimos 10 días fueron duros para la obra por las lluvias. Ya deberíamos haber llenado ese nivel con hormigón”. Además habló del trabajo que se está haciendo en la tribuna Bochini: “Estamos haciendo un recalce estructural de toda la Bochini Baja. Hemos hecho escaleras que van desde la Bochini Baja hasta la Bochini Alta”. Confesó que hubiese mejor sido que la Bochini Alta debió volver a construirse: “Probablemente hubiera sido ideal hacer nuevamente la Bochini alta, lo mejor en su momento habría sido demolerla”.

El arquitecto despejó toda duda respecto a la tribuna Norte y a un posible derrumbe: “Desde el club se está haciendo un análisis de la tribuna norte, pero no corre un riesgo real de derrumbe. No está para nada contemplado desarmar y armar la tribuna norte. Me extrañaría que un profesional diga eso”. Dorado afirmó que el problema se originó debido a un sobrepaso en la capacidad de la Norte: “En algún momento estuvo sobrepasada de capacidad, pero ahora tiene el volumen de gente que corresponde. Los dichos son sólo eso. No hay ningún estudio que demuestre que haya problemas en la tribuna Norte”.

Dorado comentó que es parte de una comisión que no cobra por su trabajo en el club: “Encabezo una comisión con cuatro ingenieros civiles y dos arquitectos, más estudios externos que realizamos. Esta comisión es toda hincha de Independiente. Hacemos todo ad honorem. Sabemos a dónde vamos”. “Los dirigentes, desde el primer momento nos dio total apoyo porque tenemos claro lo que estamos haciendo”, agregó.

Se encargó también, de contar los pasos a seguir en la obra y los que fueron los primeros objetivos: “Lo que se contrató en esta etapa es la totalidad de la garganta y lo estructural de la Bochini. El siguiente paso es la terminación de las tribunas Bochini y el comienzo de los palcos”. Lo que viene para el LDA, según Dorado, es: “La etapa final es el traslado de las cabinas al sector que corresponde, debajo de la Bochini alta”. Respecto al techo y la posibilidad de que suceda dijo: “El techo no lo definiría como un sueño. El presidente lo quiere techado, es un anhelo. Viendo como cada cosa que dice el presidente se cumple, a mediano plazo el techo será una realidad”. También afirmó: “Lo que se techará son las cuatro tribunas, no el estadio completo. Las variables son muchas, pero posiblemente las tribunas altas queden anuladas mientras se monte el techo”.

Por último, dejó en claro que las gargantas están preparadas para soportar el techo, y confesó que la idea es que cada socio tenga su abono para ir al estadio: “Las gargantas están preparadas para soportar el techo, pero en siete años cambiaron muchas cosas. Mañana van a ver que ya estamos en el tercer nivel de construcción de la garganta”. “Tenemos intención de que la gente se abone para que ya tengan su lugar fijo en el estadio y no sufrir por entradas”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

"Vamos a subsanar lo que no se hizo bien"

 

Una vez finalizada la conferencia de prensa del Presidente de Independiente, Orgullo Rojo dialogó con Ezequiel Dorado, arquitecto a cargo de la obra en el Estadio Libertadores de América, quien afirmó ser hincha del club, y reconoció los defectos que tiene la edificación en estos momentos. “El estadio tiene un diseño que se va a respetar, y la capacidad final sería de 48.000 personas” afirmó junto a Hugo Moyano.

¿Cómo se vivió el momento de la firma?

Antes que nada, quiero aclarar que yo soy un fanático hincha de Independiente, seguidor del equipo a donde sea. Así que, para mí, es una ilusión y un momento increíble el de ver el trabajo terminado.

¿Cómo ves el trabajo que se realizó en el estadio hasta ahora? ¿Cómo pensás que se tiene que acoplar el nuevo trabajo?

Yo pienso que ya hubo un diseño. No voy a evaluar eso porque no tiene mucho sentido. Hubo muchas tareas que, como todos vemos sin ser arquitectos, no se hicieron bien; nosotros las estamos subsanando. La idea es mejorar y llevarlo a la realidad de lo que se proyectó.

Además del hormigonado de la Bochini y de la Garganta 3, que es lo que se firmó ahora, ¿hay otros trabajos realizándose en otros sectores?

Sí, se está trabajando sobre los paquetes sanitarios; se está trabajando sobre la Bochini, que ya lo hicimos el año pasado; se está trabajando sobre la pileta. Hay muchas tareas que ya se están haciendo.

Fernando Montenegro habló sobre los problemas de la Norte Baja y dijo que era “un parche provisorio”, que iban a tener que mudar la localía del estadio. ¿Esto es así?

No, la verdad que yo no escuché a Fernando Montenegro. No sé si es arquitecto o ingeniero; no sé si conoce el estadio. Pero en la Norte Baja se hicieron las tareas que se tuvieron que hacer, está con la capacidad que tiene que tener, y si tuviera algún problema, lo subsanaremos.

"El deseo es tener el estadio techado en 2016"

 

Ezequiel Dorado, miembro de la subcomisión de obras del estadio Libertadores de América, informó que el deseo de la comisión directiva de Independiente es, para el año 2016, tener el estadio techado, tal cual se planeó en un principio.

“Es muy probable que la obra de finalización del estadio comience en marzo. Se hará en tres etapas y la primera tardará seis meses”, sostuvo Dorado en De La Cuna al Infierno, y agregó que “en 13 meses queremos cerrar el estadio formalmente para luero hacer obras menores”.

Por su parte, añadió que “la capacidad del estadio quedará en 48 mil espectadores”, y sorprendió al declarar que “hay una gran chance de techar el estadio; estaremos trabajando en eso para 2016”. Para culminar, recordó que “Astori ya arregló la deficiencia de la Norte Baja”.

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend