Quiere un 9

Al margen de que el semestre no terminó para Independiente, ya se está empezando a delinear tanto las altas como las bajas para la segunda mitad del año.

Como es notorio al club le falta un delantero por adentro y, ante ese escenario, varios jugadores fueron ofrecidos, sin embargo hubo uno que generó aceptación: Nicolás Blandi.

El delantero, actualmente en San Lorenzo, aunque con poca continuidad debido a diferentes lesiones, fue apuntado por Ariel Holan como posible refuerzo. De llegar Blandi, ¿Seguirá Silvio Romero? Sólo el DT lo sabe.

Por el momento no hubo ni reuniones ni ofertas por el delantero de 29 años, oriundo de Campana, quién debutó en Boca Juniors y luego pasó por Argentinos y San Lorenzo, más allá de una breve etapa en el Amiens de Francia, en 2015.

Nos debemos un respiro como hinchas

“¿Este paso por Lanús lo estás disfrutando más que tu paso por Independiente?”, le pregunta acertadamente el periodista de Diario Popular a Jorge Almirón, hoy puntero en Lanús. La respuesta es contundente: “Son los contextos diferentes. Tuve aceptación de los jugadores, y los veo que están convencidos de lo que hacen. Te doy un ejemplo, contra Rafaela perdíamos hasta los 35 minutos del segundo tiempo, y el equipo no tiró un pelotazo, tuvimos paciencia buscando el pase. En Independiente no lo podés hacer, porque ni bien el jugador pasa la mitad de la cancha ya desde la tribuna le piden que tire el centro por más que no haya nadie en el área, que divida la pelota. Y si no lo tira lo insultan, vienen los nervios y se desvirtúa la intención de juego, lo que se entrena, y todo eso empieza a generar inestabilidad porque los nervios se multiplican. La gente de Lanús entendió la filosofía de juego que intentamos, y entiende que no se puede tirar un pelotazo porque sí”.

Antes de comenzar esta columna, aclaro que el Extraterrestre nunca fue un santo de mi devoción. Entiendo que si su mandato en Independiente se dio de esa manera, fue porque nunca le terminó de encontrar la vuelta a un equipo endeble, y jamás haría una nota pidiendo que vuelva alguien a quien el hincha -y me incluyo- echó por la puerta de atrás. Lo que sí no puedo objetarle es falta de conceptos, porque con esa respuesta demostró que sabe y mucho.

Está claro que para ser un futbolista de primera división, además de tener todos los condimentos necesarios, hay que estar preparado psicológicamente. Y más aún para desempeñarse en un contexto como el que atraviesa hoy Independiente, donde la urgencia por ganar algo exaspera al hincha a niveles insorportables.

Los quince años sin títulos locales y seis sin internacionales convierten al Libertadores de América en un caldero hostil, donde cada pelota perdida es sinónimo de murmullo, donde en cada avance, como bien señala Jorge Suspenso, se pide tirarla al área por más que no haya nadie, y donde el jugador debe resistir a 40 mil almas exasperadas que descargan insultos y quejas al unísono.

Esto abre varios debates: ¿Sirve de algo insultar, silbar y murmurar durante el partido contra los propios jugadores? ¿Hay algún equipo que haya sido campeón con un técnico recién asumido por obra y arte de lo efímero, sin haber atravesado por un proceso de mejora? ¿Tanto nos cuesta aguantar hasta el final del partido y manifestar nuestro repudio en ese momento? ¿Esto ocurrirá siempre, con cualquier técnico que agarre los fierros calientes, indistintamente de que se llame Pellegrino, Almirón, Milito o Sampaoli, o solo pasa con los que no tienen sentido de pertenencia o se identifican con el club? Mi miedo más grande es que asuma Gabriel y que, si la cosa no anda bien, termine como le va a ocurrir al hoy técnico dentro de un mes.

Es complejísimo. Encontrar la racionalidad sumergidos en tanto tiempo de sequía es una ardua tarea. Tal vez nos debamos nosotros, los hinchas, reflexionar acerca de si realmente es productivo expresar el enojo en el momento en que la pelota gira. La desconfianza y la fragilidad que transmite el equipo hacen pensar que un gol en contra es sinónimo de derrota, y la poca actitud mostrada convalidan y engendran aún más ese sentimiento. Lo cierto es que no aporta nada. No seremos más hinchas ni los jugadores irán más al frente por putear en medio del partido. Es una avalancha de la que difícilmente saldremos, y que, partido a partido de local, se agiganta.

Pasan los años

Escribo esto con total dolor por haber perdido una final, nada más y nada menos, que con el clásico rival. No me conformo con haber ganado en su cancha, ni tampoco con que haya sido con 9 jugadores. Tanto yo como vos soy el primero que deseaba clasificar a la Copa. Pero si la cosa se dio así, fue por un conjunto de errores, algunos sutiles y otros graves, que marcan la diferencia entre un equipo que está para pelear la gran competición continental, y otro que tendrá que vérselas con los más débiles de la región.

A éstas horas, sólo abunda la bronca. Porque el domingo Independiente demostró que tenía el potencial y el nivel para ganar la serie. Si en lugar de salir a especular y a hacer quién-sabe-qué la semana anterior, se proponía atropellar a su rival tal como lo hizo en el Cilindro, la historia hubiese sido diferente. O quizás no. Pero, al menos, la bronca no estaría tan alimentada.

La semana pasada pedí que tuvieran orgullo y que salieran a jugar como hombres. Nadie lo leyó, como dice Eña, pero al menos la mayoría sintió estar en deuda y hubo un cambio de actitud. El factor “perdido por perdido” también surgió efecto y favoreció a Independiente, a quien no le quedaba otra que dejar una buena imagen. Por la figura de Saja y por algunas jugadas puntuales que no concluyeron del modo esperado, no se hizo historia.

Aunque buscar desperfectos a estas horas sea en vano, caminar sobre nuestros propios pasos debería llevarnos a resaltar aquello que se hizo mal: lo que ocurrió desde el primer momento hasta hoy.

Hay fallas muchísimo más grandes que haber dejado pasar esos tres puntos que separaron al cuarto, Racing, del quinto, Independiente, y que dictaminó que ellos fuesen quienes definieran de local. Sin embargo, está expuesto que una serie de puntos que se han regalado derivaron en el puesto que ocupó el equipo. Estudiantes, Huracán, Aldosivi, por citar algunos de la era Pellegrino.

Adentrándonos en lo realmente grave se encuentran los jugadores que salen a bailar un jueves a la noche cuando el viernes debían entrenar para disputar, quizás, el partido más importante de sus vidas, por ejemplo; o que un integrante del plantel se rebele contra las indicaciones que le da el técnico y lo mande a cagar, también en el mismo contexto. Esa gente no es más que Independiente, a pesar de que así se crea. Pellegrino no tuvo más remedio que incluirlos para el domingo, por cuestiones futbolísticas y éticas que evitaran el qué dirán. Pero a partir del 1 de enero, esas personas deberán ser excluidas.

En lo netamente futbolístico, el técnico, quien demostró ser un gran motivador además de un excelente profesional y alguien con mucha seriedad para trabajar, deberá entender cómo se plantean los partidos decisivos. Y no lo digo solo yo, sino que él mismo lo expresó en conferencia de prensa el domingo. Es un problema que acarrea desde su época en Estudiantes de La Plata y que, si quiere ganar algo con Independiente, deberá modificar. La vuelta contra Independiente Santa Fe en Colombia; el partido de ida frente a Racing; el segundo contra Arsenal por Copa Sudamericana, encuentros en los que solo servía ganar, se especuló demasiado y, salvo el último, terminaron siendo letales para su currículum (y no cuento el de Lanús en Copa Argentina porque recién asumía el cargo).

Lo que viene ahora es un mercado de pases que debe ser adecuado a las necesidades del plantel y no abultado porque sí. Basta de priorizar la cantidad por sobre la calidad. Independiente tiene un once titular muy bueno, pero un banco de suplentes que se sepulta su propia tumba. Se tiene que apuntar a tres o cuatro refuerzos de calidad, y no a nueve que incluyan a jugadores simil Pereyra Díaz, Aquino y demás.

Boca, River, Racing, San Lorenzo, Huracán y Rosario Central entraron a la Libertadores y tendrán la cabeza ocupada en ella el campeonato que viene, que, por cierto, será corto. No existe una excusa que ampare la posibilidad de no ganarlo. Los cuatro grandes, uno de los mejores conjuntos del campeonato y el equipo revelación estarán enfocados en un objetivo mayor, y salvo Boca, el resto no posee un plantel tan amplio como para pugnar en ambas competencias -esto está sujeto a lo que ocurra con las transferencias-. Es la oportunidad para revalidar un título que no se consigue hace 13 años. Si no se consigue, que se considere un fracaso.

Otro año que ofrecía un abanico de posibilidades se escapó por la ventana. Que el equipo haya muerto de pie sirvió únicamente para evitar un papelón mayor y para demostrar que, por más recóndito que se halle, aún existe hambre de triunfo. La pasión nos lleva automáticamente a encontrar el lado esperanzador de un híbrido Independiente, engendrado por la historia ganadora y por estos largos años de sequía. Haber terminado cuartos y quintos desde que se volvió a Primera, respectivamente, no alcanza. Haber tocado la base de la Libertadores y luego soltarla no sirvió de nada. Exigimos siempre y así seguirá siendo. En 2016 tiene que comenzar el resurgimiento. La ilusión tiene poco menos de un mes para aferrarse nuevamente.

Dos victorias y tres derrotas

Las inferiores de Independiente tuvieron una jornada difícil ante San Lorenzo, de un presente soñado en la materia juvenil, con la Reserva y la quinta división punteras.

Las mayores fueron locales en Villa Domínico, mientras que las menores oficiaron como visitantes. Dos partidos ganados, uno empatado y tres perdidos dio el global, obteniendo 7 puntos de los posibles 18.

Cuarta
Gran victoria de los del “Chino” Rodolfo Aquino. En un primer tiempo cerrado, un gol en contra puso en ventaja al Rojo y le dio el empujón que necesitaba. Para el segundo, un golazo de Contreras de tiro libre estiró la ventaja, y luego una gran maniobra individual de Messiniti le dio forma al resultado final. Goleada 3 a 0 para Independiente.
Formación: Gómez Tovar, Caride, Rudolf, Gómez, Callejo, Diaz, Galarza, Asis, Messiniti, Costas y Gauna. DT: Aquino. Suplentes: Calderia, Sánchez, Gómez, Obregón, Correa, Arce, Haberkon.

Quinta
La división de Raúl Wensel se enfrentaba al puntero invicto del campeonato. Grandes falencias en la pelota parada le permitieron al rival hacer dos goles de cabeza, y uno anulado por offisde. Antes del cierre de la primera mitad, otro gol pondría el 3 a 0 parcial ante un Independiente que no encontraba reacción. En el complemento, Gastón Togni descontó para el Rojo, y el partido finalizó 3-1.
Formación: Velez, Ojeda, Martinefsky, Romero, Leguiza, Laguna, Togni, Contreras, Giacomini, Chavez y Lopez Pissano. DT: Wensel. Suplentes: Andrada, Pineda, Alfieri, Luzardo, Diaz, Pumetti.

Sexta
Arrancó jugando un partido soñado. Presión alta, bloqueo de las salidas, gol relativamente temprano del chico Maidana, y se fundieron los motores. Pasada la media hora, Independiente cedió el dominio de la pelota. Un gol de otro partido puso el empate, y luego de una carambola en el área llegó el segundo del ciclón. Sin embargo, el Rojo fue más pero no pudo capitalizar las chances de gol que se le presentaron.
Formación: Alegre, Delorenzi, Di Lorenzo, Rosales, Moringa, Brienzo, Lezcano, Maidana, Da Rosa, Gauna y Augusto. DT: Del Río. Suplentes: Arce, Alderete, Ortiz, Barrionuevo, Olivetti, Faroux, Colangelo.

RESULTADOS DE LAS VISITANTES
Séptima: San Lorenzo 0 – Independiente 2 (Velazco x2)
Octava: San Lorenzo 7 – Independiente 3
Novena: San Lorenzo 1 – Independiente 1 (Scarpa)

"Tan mal no jugamos"

El volante de Independiente, Federico Mancuello, habló con Fútbol Para Todos cuando finalizó el partido en el que su equipo fue derrotado por San Lorenzo. Consideró que el ‘Rojo’ no jugó mal, pero fue lapidario al ser consultado sobre qué se necesita para cambiar los rendimientos irregulares.

“Estoy muy triste por el resultado, me hubiese gustado que se dé de otra manera, pero hay que seguir trabajando”, aseguró el capitán. Y añadió: “Por ahí, tuvimos las situaciones para marcar los goles, pero fallamos y eso se paga caro ante un gran equipo como este”.

Haciéndo un análisis del partido, Mancuello sostuvo: “Hicimos un gran primer tiempo donde, a mi criterio, tendríamos que haber convertido, pero San Lorenzo hizo un gol y se defendió bien. En el segundo tiempo cometimos el error de no repetir lo del primero, pero ellos tampoco patearon al arco. Eso quiere decir que tan mal no jugamos”.

Al ser consultado por lo alejado que quedó Independiente de la pelea del campeonato, el santafesino disparó: “No quedamos lejos, todavía quedan un montón de partidos. Pero hay que cambiar”.

"Unos cuatro meses de recuperación"

 

El doctor Luis Chiaradía fue el único integrante del plantel y cuerpo técnico de Independiente que habló con la prensa luego de la derrota por 1-0 ante San Lorenzo. Y lo hizo para referirse a la lesión que sufrió Diego ‘el Torito’ Rodríguez. El panorama no es nada alentador.

“Rodríguez tuvo un traumatismo en el peroné de la pierna izquierda. Aparentemente, tiene una fractura en esa zona. De todas formas, sólo pude ver la radiografía por una imagen del teléfono. Ahora voy a ir a verlo, ver los estudios y ahí tendré mayores certezas”, comentó el doctor.

Más allá de no haber visto ‘en vivo y en directo’ la placa que le sacaron al uruguayo, el médico del plantel se arriesgó a dar un panorama poco alentador: “Lo primero que determinaré cuando vea la imagen es si la fractura es quirúrgica o no (es decir, si es necesario operar). En caso que lo sea, demandará unos cuatro meses de recuperación”.

Chiaradía, además, aprovechó la ocasión para dar su visión sobre la jugada que terminó en esta lesión de Rodríguez: “La vi desde el banco, pero por lo que me contaron sus compañeros, no hubo un contacto directo sino que se le quedó trabado el pie en el pasto”.

Uno x uno vs. San Lorenzo

Ruso Rodríguez (4): La primera jugada siempre es importante para saber con qué semblante entra alguien a la cancha. El Ruso nuevamente a instantes de comenzado comete un error, esta vez se le escapa una pelota e inmediatamente saca mal. Tiene tres buenas intervenciones en el primer tiempo, sacando con el pie un zurdazo de Mas, saliendo con los puños en un tiro libre y tapando un remate de Romagnoli. Segundos después Villalba le mete el gol en el primer palo. ¿Se lo come? Para mi no, hay más mérito del delantero que error de él. Pero pudo hacer más y eso es lo que lo pone muy seguido en el ojo de la tormenta. En el complemento no tuvo participación.

Gustavo Toledo (4): Flojo partido del lateral, sin llegar a ser malo. Pierde la espalda ante Mas y Blanco en el primer tiempo y dio varios pases mal en el segundo.

Cristian Tula (5): Correcto partido del Veterano en su vuelta al primer equipo. Bien en la marca, sin problemas, aunque sí los tuvo con la pelota en los pies. Si bien no cometió errores, demostró que no es su fuerte, incluso sacándosela de encima rápido varias veces.

Víctor Cuesta (5): También fue correcto su partido, no tuvo errores, aunque tampoco se destacó.

Nicolás Tagliafico (4): No levanta el nivel el exBanfield, hoy con un duelo ante Villalba. Mal rechazo que no pasó a mayores, un buen centro a Riaño a los 40 y queda mal parado en el gol, ya que había despejado antes de cabeza. Casi convierte en un córner de Mancuello a los 51.

Torito Rodríguez (5): Estaba haciendo lo de costumbre, dejando todo, así se lesionó. La imagen nos duele tanto como el resultado. Espero verlo pronto nuevamente en el medio.

Jesús Méndez (1): Patético partido del Mendocino. con una tibieza exasperante, llegando tarde y perdiendo pelotas. Mercier no tiene ni un 10% de su fútbol y él hoy no tuvo ni ese porcentaje de la garra del exArgentinos. Pierde en la jugada de Romagnoli, se deja anticipar segundos después en la del gol. Se arrastró hoy en la cancha. Es tan difícil de explicar que haya salido recién faltando 9 minutos como el retroceso de su nivel luego de Arsenal.

Federico Mancuello (5): Lo que comentaba del Ruso, pero al revés. En su primera jugada la pisa y le mete un hermoso pase a Albertengo, como diciendo acá estoy, volví. Bomba a los 11 que le saca Torrico y otra vez de afuera del área tiene una chance a los 17, luego de una buena jugada colectiva. Pese a esto, no incidió en el desarrollo y tuvo un partido flojo teniendo en cuenta su nivel actual. Dejó un hueco varias veces en el sector izquierdo por tirarse al medio. No se destacó tampoco en las pelotas paradas, salvo por un córner apenas comenzado el complemento que casi termina en gol de Tagliafico.

Matías Pisano (3): Pobre lo del Enano otra vez, sin lastimar por derecha. Probó hacer la misma que ante Defensa y Justicia a los 26 pero le salió mal. Buen desborde a los 32 por izquierda y linda habilitación para Albertengo a los 50, después nada para destacar.

Claudio Riaño (4): Buen primer tiempo, pivoteando como viene haciendo. Aguanta muy bien la pelota y busca descargar en los compañeros que llegan de atrás. Bajó muy bien varias pelotas. Se pierde un gol increíble en un mano a mano desprolijo y tira por arriba otra chance a los 40. Nada en el complemento.

Lucas Albertengo (3): Mal partido del goleador, aunque con algunos buenos encuentros con Riaño en la primera etapa. Una sola chance que le tapan a los 50. Poco y nada.

Franco Bellocq (3): Su rendimiento hace que sea más preocupante la lesión del Torito. No hizo pie en el medio, complicado encima por el desgano de Méndez.

Francisco Pizzini (3): Entró por Pisano a los 59, convirtiéndose en un bocadito para Buffarini. Débil.

Martín Benítez: Jugó solo nueve minutos, sin mayor participación.

Jorge Almirón: Buen primer tiempo de Independiente, superando a San Lorenzo. No logró conseguir una ventaja que merecía y lo pagó caro, con el gol de Villalba. En el complemento no pudo romper al local, un equipo mañoso que lo llevó al juego sucio que le conviene. Preocupa la derrota por muchos motivos; es un clásico, nos deja muy lejos de la discusión y fuimos anulados por este equipo que hace tiempo jugando de local. Independiente fue incapaz de lastimar luego del gol, sin patear al arco nuevamente en el segundo tiempo. Hay algunos rendimientos individuales que piden cambios. Como si fuera poco, Almirón debe afrontar esta tormenta sin uno de los mejores. Hay que recuperarse rápido.

 

 

Duelo Gasómetro

Este sábado, a partir de las 20:30, Independiente visitará a San Lorenzo por la novena fecha del Torneo Primera División 2015, con el arbitraje de Diego Abal.

El equipo de Almirón buscará, en lo que será una parada brava, quedarse con los tres puntos en su visita al conjunto de Edgardo Bauza, y así arrimarse al pelotón de equipos que pelean por el campeonato.

El “Cuervo”, que viene de caer por 1 – 0 en su visita a River, se ubica en la segunda posición de la tabla con 18 unidades, producto de seis victorias y dos derrotas.

El historial indica que se midieron en 169 oportunidades, con 55 victorias para San Lorenzo, 66 para el conjunto de Avellaneda, y 48 empates.

El último antecedente entre ambos equipos data de la 12º jornada del Torneo de Transición 2014, cuando el “Rojo” se impuso por 2 – 1 en el Nuevo Gasómetro con un golazo de Daniel Montenegro de tiro libre y otro de Diego Rodríguez de penal.


Últimos tres enfrentamientos:

Torneo de Transición 2014 – Fecha 12:

San Lorenzo       1 – 2        Independiente

 

Torneo Final 2013 – Fecha 18:

Independiente   0 – 1   San Lorenzo

 

Torneo Inicial 2012 – Fecha 18:

San Lorenzo   2 – 1    Independiente

 

Datos Rojos: (Gentileza de @FutbolXXI)

Independiente le lleva 10 victorias de ventaja a San Lorenzo en el Profesionalismo. En toda la historia, nadie le ganó tantas veces a San Lorenzo en su casa como Independiente: 33 partidos. 9 en el Nuevo Gasómetro.

De los casi 900 jugadores del torneo actual que al menos enfrentaron 4 veces a San Lorenzo, Albertengo es el que mejor promedio de gol tiene: 0,75 (le metió 3 en 4 partidos).

Independiente enfrenta a un San Lorenzo que hace 24 partidos no empata. Es la mayor racha de empates seguidos de un equipo de 1ª desde el 2010, cuando Olimpo llegó a la misma cifra. ¿Con quién cortó la racha Olimpo? Con independiente: fue 1-1 (gol de Matheu, Mohamed en el banco).

Desde Acevedo a Zurita, pasaron muchos jugadores por ambos clubes: el último fue Leo Franco, que jugó 2 partidos en el Rojo siendo un adolescente (19 años, en 1996) y dos décadas después, con 37, recaló en San Lorenzo. El junto a Tula son los únicos dos ex de ambos planteles actuales.

 

Algunos jugadores que vistieron ambas camisetas: Ignacio Piatti, Leonardo Franco, Osmar Ferreyra, Cristian Tula, Damián Albil, Andrés Silvera, Hilario Navarro, Jonathan Santana, Walter Acevedo, Damián Luna, Claudio Morel Rodríguez, Christian Zurita, Mariano Herrón, Nicolás Frutos.

 

Almirón realizará dos variantes respecto al empate ante Gimnasia: Cristian Tula regresa al equipo después de un largo tiempo en reemplazo de Emanuel Aguilera. Otro que vuelve al once inicial es Federico Mancuello, quien ya se recuperó de su lesión y sustituirá a Martín Benítez.

Por el lado del rival, Bauza haría cuatro modificaciones respecto al traspié sufrido ante River: Matías Caruzzo, Néstor Ortigoza, Héctor Villalba y Leandro Romagnoli ingresarían por Mario Yepes, Facundo Quignon, Franco Mussis y Pablo Barrientos, respectivamente.

 

Árbitro: Diego Abal.

Hora: 20:30.

Estadio: Pedro Bidegain.

Televisación: Canal 9.

Así llega San Lorenzo

Independiente visitará a San Lorenzo el sábado desde las 20:30. Los de Boedo vienen de perder la punta del campeonato en la fecha pasada, cuando fueron vencidos por River en el Monumental.

El “Ciclón” se encuentra en la segunda posición con 18 puntos, producto de seis victorias y dos derrotas. Como local, ganó los últimos dos encuentros que disputó ante Huracán (3-1) y Lanús (4-0).

Más allá de los buenos resultados que viene obteniendo, desde los medios se cuestiona la manera en que Bauza ubica a su equipo en el campo. El “Cuervo” generalmente decide esperar a su rival y trata de aprovechar los errores que se puedan generar en la defensa contraria.

San Lorenzo mantiene la base de jugadores con los que contaba el semestre pasado, a los que les agregó refuerzos como Matías Caruzzo, Franco Mussis y Sebastián Blanco.

A pesar de que el miércoles tendrán un duelo clave por Copa Libertadores ante Corinthians, Bauza decidió poner lo mejor que tiene para el partido frente al “Rojo”.

Pese a no estar definido el equipo, el ex DT de Central realizaría 4 modificaciones: ingresarían Caruzzo, Ortigoza, Villalba y Romagnoli en lugar de Yepes, Quignon, Mussis y Barrientos.

Por lo tanto, los 11 del “Cuervo” serían: Torrico; Buffarini, Cetto, Caruzzo y Más; Villalba, Ortigoza, Mercier, Romagnoli; Blanco y Matos.

Tiene Abal

El encuentro que disputarán el próximo sábado San Lorenzo e Independiente ya tiene juez designado.

La Asociación del Fútbol Argentino llevó a cabo el tradicional sorteo de árbitros y Diego Abal será el encargado de dirigir el partido en el Nuevo Gasómetro.

El último recuerdo bajo el silbato de Abal es grato, ya que fue victoria del Rojo por 3 a 1 ante Tigre por la 13º fecha del Torneo de Transición 2014.

El historial completo con Diego Abal es el siguiente: 16 partidos jugados, de los cuáles seis fueron victorias, cuatro empates y seis terminaron en derrota.

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend