Tanta gloria…

Tanta gloria…

Hace 40 años Independiente conseguía por primera vez la Copa Intercontinental, esa que había sido esquiva en tres oportunidades. El equipo de Pipo Ferreiro se traía de Roma un trofeo más. Hace cuatro décadas El Rey de Copas se consagraba por primera vez en su historia el Rey del mundo.

El Ajax de Holanda tenía que volver a la Doble Visera, y el equipo base de la Naranja Mecánica del mundial 1974 con Johan Cruyff a la cabeza, declinó la posibilidad de volver a enfrentar al Rojo. Juventus, el subcampeón de la Liga de Campeones de Europa, mandó una propuesta incomoda para cualquiera pero perfecta para la hazaña. Partido único y en Italia. Unos pocos amigos y familiares despidieron al equipo de Pipo Ferreiro en Ezeiza, que viajaba al viejo continente en busca de la copa que faltaba.

Santoro; Commisso, López, Sá, Pavoni; Galván, Raimondo, Bochini; Balbuena, Maglioni y Bertoni fueron los once elegidos para enfrentar a la Juve en el Olimpico de Roma. Después de un tramite parejo en el primer tiempo, en la segunda mitad, más precisamente a los 2 minutos, el equipo local tuvo su gran chance con un penal que el árbitro cobro por supuesta infracción de Rubén Galván. Antonello Cuccureddu la tiró arriba y el Rojo seguía “vivo”. El Negro Galván recordó años después que ese penal lo vivió de espaldas al arco por los nervios y la culpa que sentía por la infracción que le habían cobrado.

Luego del penal fallado, Independiente se agrandó y comenzó a atacar cada vez más aunque sin llevar peligro real al arco del equipo italiano. A los 35 minutos del segundo tiempo el genio frotó la lampara, Bertoni tomó la pelota en mitad de cancha se la pasó a Ricardo Bochini, que se sacó un hombre de encima volvió a jugar con Bertoni que le devolvió la pared y el “Mago rojo” le empalmó la pelota por encima del cuerpo de Dino Zoff, el histórico arquero italiano que llevaba casi 1000 minutos invictos, la pelota besó la red e Independiente se abrazó a la copa. La leyenda que vino de Zárate le daba con su gol la tan ansiada revancha al rojo frente a la Intercontinental, por las finales perdidas frente a Inter y Ajax en años anteriores. Santoro y Pavoni se iban a poder retirar tranquilos, Independiente ya era campeón del mundo.

De la historia no se vive, la historia son cosas vividas, todas las lindas y las feas, las llenas de brillo y el reconocimiento hasta la realidad gris que hoy nos toca. Por eso negar que es Independiente el que está en la B es tan erróneo como olvidar las páginas llenas de gloria. Hoy a 40 años, salud Rey de Copas.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
5
6

Send this to a friend