Uno x Uno: Otra final ganada

Uno x Uno: Otra final ganada

Hilario Navarro (4): Cometió un error grave en el final del primer tiempo que pudo cambiar el transcurso del partido. Por suerte Farías evitó el empate.

Gabriel Vallés (6): Sobrio en la marca y siempre mostrándose como opción de pase. Nunca se complicó a lo largo del cotejo.

Leonel Galeano (6): Levantó el nivel. Como que volvió a creer en sí mismo y fue casi una muralla rechazando todo lo que venía.

Julián Velázquez (4): Flojo partido del Avispa, quien quedó pagando en varias situaciones y salió a destiempo en otras.

Morel Rodríguez (6): Firme el Cabo. Utilizando la inteligencia como arma para mandarse a la ataque cuando debía hacerlo. Prolijo en la marca y, una vez más, sin cometer infracciones que le cuestan amarillas.

Fabián Vargas (7): Gran primer tiempo del colombiano que a su ya conocida calidad futbolística le agregó una dosis de sacrificio con un ida y vuelta incesante. En el complemento se cansó pero nos regaló buenas asistencias. Se ganó la ovación de la gente.

Roberto Battión (9): Inmenso. Su mejor partido en Independiente. Está pasando un momento increíble e impensado hace poco tiempo. Se adueño del mediocampo, distribuyó con criterio. Cuando hubo que patear pateó, cuando hubo que raspar, raspó. Robó, jugó e hizo jugar. Hacía mucho no se veía en Independiente un partido así de un volante central.

Victor Zapata (7): Otro buen partido del Chapa, quien en este caso sumó más para el sacrificio que para el juego. Corrió un montón. Estuvo algo errático en los pases pero eso no influye en que en el balance final el saldo haya sido más que positivo. Independiente recuperó en él un jugador clave.

Osmar Ferreyra (6): Participó mucho del juego y alternó buenas y malas. Se perdió un gol insólito al minuto -atajada de Sara- y si bien no desbordó como otras veces, exigió constantemente. En el complemento liquido el partido empujando un centro perfecto del Tecla.

Luciano Leguizamón (6): Estaba teniendo un buen partido. Participando del juego. Tuvo dos chances de gol clarísimas. Una definió bien, la atajó Sara. La otra mal, fue gol. Lamentablemente se retiró lesionado.

Ernesto Farías (9): La bandera del equipo. La prueba de que no vive solo de los goles. Enorme partido del capitán quien hoy se disfrazó de conductor y metió las dos asistencias de los goles -la primera bochinesca-. Además aguantó un montón de espaldas y siempre hizo lo que pedía la jugada. Con este Farías, diferente al de las primeras fechas, Independiente puede llegar al gol, aunque no los haga él.

Paulo Rosales (5): El Ciego desbordó en un par de ocasiones pero no estuvo tan lúcido como lo pedía y como lo ofrecía el partido.

Hernán Fredes (6): Entró bien, haciendo circular la pelota y dándole claridad al mediocampo. Es cierto que el partido ya estaba casi liquidado y eso lo favoreció.

Lucas Villafañez (S/C): Jugó poco pero estuvo muy activo y hasta casi concreta un gol.

Américo Gallego: Su equipo salió a comerse vivo al rival. En los primeros 20 minutos tuvo tres o cuatro situaciones clarísimas de gol y después del tanto controló el partido. En el complemento lo manejó hasta, merecidamente, liquidarlo. Se quedó corto en el resultado pero el funcionamiento fue casi perfecto. La mejor actuación de Independiente en el año, siendo superior en todas las líneas ante un rival directo. De a poco va encontrando el equipo. Y el equipo va encontrando a él. Su sello se va notando.

 

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Send this to a friend