Uno x uno vs. AAAJ

Sebastián Sosa (5.5): En el primer tiempo solo contuvo una definición de López, quien intentó tirársela por arriba porque él decidió mal atacarlo, de hecho no fue el empate por impericia del delantero. En el complemento menos trabajo aún, ya que únicamente tuvo que atrapar un par de centros. Sacó mal varias veces con los pies.

Fabricio Bustos (6.5): Redondeó una buena labor, tras un intenso duelo con Hauche. A los 47 llegó al fondo bien habilitado por Roa y no logró asistir al colombiano que estaba solo en el medio.

Alan Franco (6): No tuvo mayores inconvenientes, pero no mostró seguridad en algunas jugadas, hasta que salió lesionado con molestias en el pie derecho.

Alexander Barboza (7): De lo mejor esta noche en La Paternal, siempre firme, con varios buenos cambios de frente y ganando tanto de arriba como por abajo. Hasta se dio el lujo de arrancar un par de veces y en una de ellas llegar adelante y rematar. No se que opina el resto de los hinchas, pero a mi me garpó lo que me debía, siendo hoy el seis titular merecidamente (más allá del escaso plantel) y es una de las pocas buenas de este olvidable 2020.

Thomás Ortega (6): Aceptable lo del pibe, aunque sigue sin mostrar algo que nos haga pensar en que debe ser titular.

Carlos Benavídez (6): Estaba cumpliendo una buena tarea, con varios quites en el medio, hasta que salió lesionado. Esperemos sea solo un esguince, porque se teme algo peor.

Lucas Romero (6.5): También fue positivo su regreso, con algunos quites y buena distribución, a pesar de dos pérdidas.

Andrés Roa (7): La otra figura de la noche, apareciendo en jugadas clave, siendo determinante en el resultado. Buen primer tiempo, logrando algo de claridad. Pared con Velasco a los 15 en una jugada que quizá pedía remate, hace una muy buena aguantando la marca y asistiendo a Bustos, y habilita de forma rara a Menéndez en el gol. Además roba la pelota presionando en el segundo. Tampoco es que fue MaraRoa, pero teniendo en cuenta lo que venía mostrando, fue muy positivo lo del colombiano esta noche, demostrando que quiere quedarse.

Jonathan Menéndez (6.5): Apareció poco pero bien. Lindo gol, con una bomba similar a la que metió en Santa Fe. A los 42 llegó bien al fondo para central a Silvio. Pasó más tiempo marcando y anulando jugadores rivales que lastimando al local.

Alan Velasco (6.5): Casi todas le salieron mal hoy, pero da la impresión que siempre está a punto de generar peligro, siendo de lo poco vertical que tiene este equipo. La baja muy bien a los 15 y se mete al área haciendo una pared con Roa, pero el arquero lo atoró bien y lo tenía encima cuando definió de zurda. Hace el segundo con mucho mérito por como la baja y acomoda de zurda, más que por la definición en si.

Silvio Romero (5): En el primer tiempo tiene dos aproximaciones de cabeza, a los 8 iniciando una jugada que luego manda muy arriba atacando la pelota y sobre el final intentó bajársela a un compañero. En el complemento participa de la jugada del segundo, tocando atrás para el Saltita.

Lucas González (5.5): Reemplazó a Benavídez a los 37. Habilita a Velasco en el segundo y tuvo varias buenas, acomodando el cuerpo y llevándose la pelota. Siempre celebramos que juegue como un experimentado, pero a veces da la sensación de que debería jugar en algunas jugadas como un pibe de 20 años.

Sergio Barreto (5.5): Entró por Alan a los 60 y en la única que tuvo inconvenientes fue en la insólita esa que Coronel tira al palo luego de quedar solo con él tras un pique del árbitro.  

Alan Soñora: Jugó los últimos minutos por Velasco y no tuvo mayor participación.

Nicolás Messiniti: También saltó a la cancha a los 80 por Silvio y tuvo una a los 83, ganando sobre la izquierda en velocidad y rematando de zurda.

Federico Martínez: Fue parte del triple cambio, él por Menéndez. Arrancó dos jugadas por derecha y robó alguna pelota.

Lucas Pusineri: El equipo mostró las mismas virtudes y falencias que venimos viendo desde el comienzo de la temporada. Por un lado, se llevó los tres puntos merecidamente de visitante casi sin sufrir, con un Sosa que ni trabajó. No es poco, teniendo en cuenta lo que ocurrió y el contexto. Pero también es cierto que sigue sin verse una idea clara de juego, con asociaciones que ilusionen, siendo los ataques apariciones individuales y no consecuencias de lo que hace el equipo. Además nos volvimos a meter muy atrás, algo que hoy no pagamos caro, quizá por no tener enfrente un rival con la jerarquía de Boca por ejemplo. Igual vuelvo a lo de siempre, más allá de la placa de hoy; discutir la continuidad de Lucas es irrelevante, ya que los culpables de la gran mayoría de lo que ocurrió y pasa, son los dirigentes.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
4
5
6

Send this to a friend