Uno x uno vs. Binacional

Martín Campaña (6): Tal como se esperaba, no tuvo trabajo el capitán. Contuvo un remate de Collazo a los 62 que no presentaba mayor riesgo y algún que otro centro.

Fabricio Bustos (6.5): Buen partido del Tractor, sin problemas abajo y presionando durante los 90, tratando de empujar al rival y generar peligro. Lo primero lo logró satisfactoriamente.

Alan Franco (6): No hubo inconvenientes para el central, que resolvió bien las pocas veces que lo amenazaron.

Emanuel Brítez (6): Venía repitiendo una gran actuación al igual que el sábado pero echó todo a perder con un error que permitió el descuento. Metió el primer gol de pavota marcando un rechazo y antes había tenido una chance de cabeza también en un córner, pero la mandó por arriba.

Juan Sánchez Miño (6): No estuvo fino con la pelota hoy el zurdo, pero no sufrió abajo y convirtió el tercero con un hermoso bombazo aprovechando un hueco que le dejó el Tucu. A los 22 tuvo un buen desborde con centro atrás para Silvio.

Nicolás Domingo (7): Muy bueno lo de Sunday, abanderado de la presión alta y ganando siempre en el medio. Una gran noticia que haya arreglado de palabra su renovación.

Pablo Pérez (7.5): El mejor partido del exBoca, haciendo jugar a sus compañeros del medio para arriba con mucho criterio. Hoy mostró su sapiencia y la utilizó en beneficio del equipo, transformándose en la figura de la cancha. A los 20 lo tuvo pero no le dio bien de zurda y a los 40 desbordó en la chance doble de Cecilio.

Pablo Hernández (7): También fue bueno lo del Tucu, que no tuvo inconvenientes para manejar la pelota y mostrar lo que sabe en varias ocasiones. La primera fue suya, después de una linda jugada colectiva y buscó el segundo palo con el perfil de su hábil zurda. A los 43 le mete un gran pase a Cecilio, pero el Paragua definió mal. Cuando juega, el nivel de Independiente levanta, pero lamentablemente no es regular.

Martín Benítez (6.5): Alternó buenas y malas, pero terminó siendo positivo su rendimiento. A los 12 tiene un buen desborde, a los 24 buscó por arriba y el travesaño le impidió el gol y habilita a Silvio en el segundo. En el complemento con espacios debió resolver el pleito, pero decidió erróneamente en muchas ocasiones, como la contra a los 62 en la que tenía dos opciones de pase y terminó eligiendo otra y mal. El árbitro le regaló el penal que derivó en el cuarto, luego de un mano a mano sin ángulo que le tapó el arquero.

Cecilio Domínguez (4): Flojísimo partido del Paragua. Siempre digo que debe concretar lo que promete, pero hoy no hizo ninguna de las dos cosas. A los 40 tiene una doble chance, y no pudo ni de derecha primero ni de zurda después. Tres minutos más tarde también resuelve mal cuando lo habían dejado bien posicionado. Lo mismo pasó sobre el final, cuando decide jugársela y pegarle al segundo palo teniendo compañeros libres y después le dan un pase y la tira a la norte alta.

Silvio Romero (7): Por suerte sigue en levantada y es una gran noticia para todos. A los 20 desborda y le tira el pase atrás a PP8, dos minutos más tarde le pega mal y revienta el travesaño. Pero tuvo revancha enganchando y definiendo de zurda en el segundo (con la ayuda del defensor que termina asegurando el tanto) y picándola de gran manera en el cuarto. Vamos Silvio todavía.

Mauro Molina: Entró a los 68 por Silvio y no recibe calificación a pesar de haber jugado más de 20 minutos porque casi no participa del juego. Tuvo una chance en la que lo deja solo Gaibor a los 81 pero en vez de bajarla para quedar mano a mano decide cabecear y mal.

Fernando Gaibor: Reemplazó a Pérez a los 72 y dos minutos después tuvo una chance pero la tiró muy arriba. Un lindo pase a Molina y nada más para el ecuatoriano.

Francisco Pizzini: Jugó los últimos minutos por Benítez, sin generar peligro cuando el Rojo buscaba el quinto.

Ariel Holan: Todas las sensaciones indicaban la culminación de su ciclo, pero por suerte nos encontramos con dos triunfos que muestran que no es así, o al menos le ponen una pausa a esa percepción. Y no hablo solo de los resultados, que siempre son lo más importante, sino de la entrega del equipo. Porque el segundo tiempo ante Vélez no fue el de un plantel al que le da lo mismo que el técnico siga y esta noche se vio lo mismo. Ante un equipo desconocido que presentaba alguna inquietud por su posición en la tabla del torneo peruano, el Rojo mostró superioridad en todo el partido y consiguió una goleada que hasta da la impresión que debió ser mayor. Presión alta y concentración para arrinconar al rival y hacer que no haya equivalencias en el juego, en una serie que queda encaminada de cara a la revancha. Buen comienzo de una Copa, con todo lo que eso nos genera. Ojalá que se haya disipado la tormenta y volvamos a creer en el Profesor.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend