Uno x uno vs. Boca

Sebastián Sosa (4): En el primer tiempo solo salió a cortar dos centros, algo que hizo muy bien, sobre todo el segundo que era complicado y atenazó sin problemas. En el complemento le contuvo dos a Zárate, pero se come el empate amagando a salir, en un gravísimo error que costó muy caro.

Fabricio Bustos (5): Excelente centro para que Silvio abra el marcador. No hubo mucho más que eso para el Tractor en el partido de hoy.

Alan Franco (6): Se repuso claramente del pésimo encuentro ante Lanús, mostrando un muy buen nivel esta noche.

Alexander Barboza (6.5): También cambió la imagen dejada el jueves y fue de lo mejor del equipo, ya que además de estar firme y seguro, agregó algún buen pelotazo y pase como el que le da a Benavídez a los 68.

Lucas Rodríguez (4.5): Correcto como siempre, sin mayores errores ni virtudes para destacar. Pidió el cambio cerca del final.

Carlos Benavídez (4.5): Flojo lo del uruguayo, que tuvo buenos pasajes, pero no logró dominar y en varias ocasiones prefirió volver incorrectamente hacia atrás teniendo pase y espacio. En el primer tiempo sacaron un lateral al medio y un rival se encontró libre con 20 metros para correr, algo imperdonable en su posición. Tiene dos chances en el área; en una erró la volea y en la otra no conectó bien el taco.

Lucas González (4): También fue malo lo suyo, aún con apariciones positivas, porque no pudo imponer condiciones ni generar chances. Estaba amonestado por una entrada fuerte y le podrían haber cobrado penal, antes del que erra Roa. Debió sacarlo mucho antes el técnico.

Andrés Roa (5.5): Tuvo un buen partido, siendo artífice de los pocos buenos momentos. Pero también fue culpable de no haber podido liquidar o agrandar la diferencia. Arranca muy bien la jugada del gol. Tiene dos pases espectaculares, uno de taco a Velasco para una pared y otro tirando un pelotazo para Menéndez. Erra el penal, con un gran mérito de Rossi. A los 45 hace una buena jugada pero remata muy lejos. Se come el segundo nuevamente en un mano a mano a los 48. Hasta que salió tuvo que preocuparse únicamente por marcar.

Jonathan Menéndez (4.5): No fue bueno lo suyo, aunque en la gran mayoría de las acciones hizo lo que pudo, complicado por la falta de compañeros. Cuando tuvo la chance, ejecutó correctamente lo que pedían las jugadas. Le cometen el penal con un topetazo de atrás. Participa en la que erra Roa a los 48 y a los 77 hizo la típica suya, enganchando y rematando de zurda, pero donde estaba Rossi.

Alan Velasco (6.5): Sin descollar, fue del medio hacia arriba el único que estuvo a la altura de un clásico ante Boca. Fue el que despertó al equipo luego del predominio Xeneixe del comienzo, con algunas buenas jugadas por izquierda. A los 16 tiene el primer remate al arco en una de ellas, pero la manda muy arriba. A los 28 tras una pared con Roa casi hace el segundo pero llegó justo el defensor. Le mete un gran pase al colombiano dejándolo solo, llega al fondo correctamente a los 59, y a los 75 hace otra buena iniciando un ataque con mucha rapidez y decisión, algo que el equipo no tuvo.

Silvio Romero (4.5): Abre el marcador con un gran cabezazo, eso es todo. Mucho para este contexto, poco para lo que debería ser. Lamentablemente volvió a tener problemas físicos y tuvo que salir.

Alan Soñora (4.5): Jugó el segundo tiempo por Silvio y no pudo tener la pelota ni generar juego, más ocupado por desarmar jugadas rivales que armar propias. Le quedó a los 79 en la medialuna pero para la derecha, y la mandó lejos. Buen tiro libre a los 84 exigiendo a Rossi.

Nicolás Messiniti: Entró a los 70 por Roa, para que el equipo vuelva a tener otro centrodelantero y cumplió, ganando algunas de arriba y tratando de aguantar el balón. Tiene mucho ímpetu, así como también muchas falencias.  

Gonzalo Asís: Reemplazó a Rodríguez a los 85 para pararse como tres, sin tener mucha participación. En la última jugada del partido le quedó, pero no logró definir.

Domingo Blanco: Saltó a la cancha en el final por González, en un cambio que debió hacerse mucho antes.

Lucas Pusineri: La peor manera para él de cerrar la peor semana del semestre, quedando ahora afuera también del torneo local. Lo digo porque el jueves se perdió por errores individuales, hoy el Rojo dio vergüenza por decisiones tácticas, jugando como un equipo menor ante los suplentes de Boca, que entrenó con nosotros, dando vuelta el partido poniendo algunos titulares en los últimos diez minutos. Muchos errores o cosas difíciles de entender, como la no salida de González o la no inclusión de Martínez, que fue figura el jueves. Pero vuelvo a lo mismo, discutir al entrenador es irrelevante en este momento de Independiente. No es que están Klopp y Bielsa asomando para dirigir al Rojo, para hacer funcionar un equipo de figuras o esperar la llegada de refuerzos de categoría. ¿Con qué autoridad moral los dirigentes van a evaluar a un técnico al que casi no le trajeron nada y le desmantelaron el plantel, dejándolo a la deriva con mayoría de juveniles? Tenemos un Presidente del que no sabemos nada hace muchísimo tiempo, y que estoy seguro no conoce el nombre de gran parte del primer plantel que tiene la institución que conduce sin estar. Más una comisión directiva que son solamente dos personas, que en los últimos dos años y medio vienen, por errores propios y ajenos, de papelón en papelón. Ahí es donde Independiente tiene que cambiar, más allá del entrenador de turno.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
4
5
6

Send this to a friend