Uno x uno vs. Brown: no cambió nada

Uno x uno vs. Brown: no cambió nada

Fabián Assman (3): Tiene responsabilidad en el primer gol, no así en el segundo. No se mostró seguro saliendo. Tapó un cabezazo en el complemento, después no lo exigieron demasiado.

Fabián Monserrat (2): Brindisi lo improvisó en esa posición. Se suponía que iba a ser más ocho que cuatro pero jugó como lateral. Perdió la marca en el primer gol. Salió en el entretiempo.

Julián Velázquez (2): Perdió siempre, tanto de arriba como por abajo con los delanteros de Brown. Estuvo cerca dos veces de cabeza pero ni eso le salió bien.

Claudio Morel Rodríguez (4): No tuvo un buen partido, pero tiene sangre y lo demuestra. Solamente con eso le alcanza para ser el mejor de una defensa flojísima.

Lucas Villalba (3): En el primer tiempo jugó como lateral y no se proyectó, en el segundo con línea de tres lo hizo sólo un par de veces. No estuvo tan impreciso como alguno de sus compañeros pero tuvo un mal partido.

Martín Zapata (5): Sin descollar, fue el jugador más peligroso de Independiente en la primera etapa. De un desborde suyo vino el penal. Se fue expulsado en lo que pareció una exageración de Maglio.

Franco Razzotti (4): Alternó más malas que buenas. De a ratos mostró presencia y quite, pero se lo notó lento como para jugar de cinco solo.

Juan Manuel Trejo (2): Al pibe no le salió una en los 45 minutos que estuvo en cancha.

Daniel Montenegro (4): El primer tiempo jugó casi de doble cinco, en el segundo de delantero. El equipo lo necesita, pero el Rolfi sólo aparece de a ratos. Pateó bien el penal.

Cristian Menéndez (4): Mostró voluntad y lucha, no más que eso.

Sebastián Penco (4): Al igual que su compañero en la delantera trató de exigir siempre a los defensores rivales. Si no hay volumen de juego, los más perjudicados son ellos ya que no les llega limpia la pelota. Ganó un par de veces de arriba. Nada más.

Federico Mancuello (3): Entró en el complemento y trató de ser punzante por la izquierda. No lo logró casi nunca.

Leonel Miranda (3): Ídem Mancuello, pero por derecha.

Matías Pisano (6): Con poco, le alcanzó para ser el mejor (o el menos peor, como prefieran). Intentó siempre y pidió la pelota. Demostró que puede gambetear y eso en este mediocre equipo es mucho decir.

Miguel Brindisi: Se cansó de pedir un cuatro, que los refuerzos lleguen antes de la pre-temporada y que retengan a Vargas y Godoy, entre otros. No le cumplieron en nada. Ahora eso no lo exime de culpa. El equipo fue un desastre, igualito al que descendió. Fue superado por Brown de Adrogué, no hay mucho más para agregar.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend