Uno x uno vs. Racing

Martín Campaña (5.5): En el primer tiempo, a los 4 López quedó mano a mano aunque con poco ángulo y el capitán sacó al córner su fuerte remate. Luego contuvo un tiro fácil de Díaz. En el complemento no tiene participación prácticamente. El tercer gol lo agarra mal parado por ir a buscar un córner en el que estuvo cerca de cabecear.

Fabricio Bustos (6): Buen partido de Fabri, con el empuje de siempre, algo que de a ratos lo convierte en el jugador más peligroso de Independiente. A los 10 entró como una tromba por derecha y su tiro fuerte pasa cerca. Comete un blooper pensando que salía un rechazo que se estaba convirtiendo en una contra peligrosa. Estaba haciendo un buen tándem con Verón hasta que el técnico saca al exCiclón. Para completarla, sobre el final lo saca a él que era el único con Domingo que parecía con resto físico.

Alan Franco (2): Difícil parido para Alan, por la jerarquía de los delanteros rivales, la cantidad de discusiones en las que entró, y obviamente por el grosero error que lo convierte en un responsable importante de la derrota. Un fuerte rechazo suyo deriva en la jugada de Benítez con Arias, en el primer tiempo. Parecía muy cerca de la expulsión, pero al menos de eso zafó.

Guillermo Burdisso (6): Fue bueno el rendimiento del central, aunque con la mancha del roce en el primer gol. Aguantó bien a los delanteros y ganó más de lo que perdió. Cabeceó en las dos áreas, estando cerca a los 46 en un córner.

Gastón Silva (4): Flojo lo del uruguayo, amonestado promediando el primer tiempo por llegar tarde ante el Licha y sufriendo él si a los delanteros y medios rivales. Se lo nota nervioso con la pelota. Encima lo expulsaron en el final del encuentro, como para hacerla redondita…

Nicolás Domingo (5.5): Complicado encuentro para Sunday, que hasta que se activaron Gaibor y el Tucu combatió solo en el medio. Salvó muy bien ganando la posición con el cuerpo en un ataque peligroso ante Cvitanich y dejó todo como siempre, pero con varios errores en el primer tiempo perdiendo la pelota y generando contras. En el tercero cree que sale la pelota y se equivoca.

Pablo Hernández (6): Tardó y mucho en empezar a jugar, pero cuando lo hizo fue de lo mejor, aunque lamentablemente no duró mucho ni alcanzó. A los 32 cabeceó en un córner y se la tapó justo Arias. Mete muy bien pausa y pase en el empate. Se pidieron varios penales contra él pero ninguno fue.

Fernando Gaibor (6): Al igual que el Tucu, tuvo momentos muy buenos, pero cuando parecía que lo ganábamos llegó la fatídica jugada del penal y después de eso se pinchó. Buen pase a los 9 para Benítez, poco después mete un tiro libre que generó peligro buscando como en varios que peine el 7 en el primer palo. A los 23 se la baja Cecilio pero su remate rebotó en la pierna de un rival. A los 31 manda un buen centro bajo y sobre el final de la primera parte empata definiendo muy bien, tocando lejos de Arias el centro de Verón.

Gonzalo Verón (6): Otro que demoró en arrancar el partido pero luego tuvo buenos pasajes. A los 28 la bajó de cabeza en una de las más claras y manda el centro del gol y uno que debió serlo de Benítez. Hizo amonestar a varios jugadores y cuando estaba volviendo loco a todo el lado izquierdo rival pidió ser reemplazado por lesión.

Cecilio Domínguez (6): El Paragua volvió a mostrar su personalidad cuando el equipo parecía dormido luego de un arranque desfavorable y fue positivo para empezar a jugar. A los 28 tiene una buen jugada y centro. Complicó a Silva ya que no volvía, pero cuando atacó lastimó. A los 47 mete un lindo desborde que luego de su remate o centro termina en el techo del arco. A los 64 quedó bien posicionado y luego de pasar a un rival, cuando intentó hacer lo mismo con el arquero y definir, Arias se la sacó y nos ahogó el grito. La última fue una desde la medialuna a los 78 que le da mal. Es uno de los tantos jugadores que terminaron extenuados el encuentro.

Martín Benítez (5.5): Buenas y malas para el misio hoy, que jugó de 9 por el gigante error de Holan y los dirigentes. A los 8 tras pase por arriba de Gaibor se la quiso pasar por encima del arquero pero le dio flojito de cabeza. Buena media vuelta a los 28 que le tapa Arias, con quien tiene una polémica apenas afuera del área. Se pierde el segundo solo a los 57 tras centro de Verón y minutos más tarde le quedó sobre la derecha y le dio fuerte pero afuera. Si bien no dejó de buscar y encarar, terminó el encuentro fusilado. Casi saca el tercero quedando como arquero.

Jonathan Menéndez (6): Entró por Verón a los 67 y si bien el cambio pedía seguir lastimando a un sector izquierdo rival que estaba haciendo agua, el técnico decidió que juegue por la izquierda nuestra y él cumplió. Desbordó varias veces como a los 70 y llevó peligro pero sin que llegue alguna definición.

Silvio Romero: El único nueve que dejó Holan en el plantel solamente pudo entrar faltando diez minutos por no estar en condiciones físicas, algo que quedó claro viendo como se movió.

Nicolás Figal: Se supone que ingresó sobre el final por Bustos para que el equipo gane altura buscando desesperadamente el empate, pero se posicionó como extremo para tirar centros.

Ariel Holan: Independiente hoy no debió perder, no lo mereció, pero eso no lo exime de la cantidad de errores que viene cometiendo desde hace rato y en este momento, luego de perder el peor de los partidos se le vienen encima. Tampoco tiene la culpa del error infantil de Franco en un momento en el que el Rojo era muy superior, pero si de muchos que marcan más de tres puntos en un clásico y que nos aumentan la calentura por esta derrota que nos deja lejos de cualquier objetivo. Empezó el partido marcando en línea y haciendo corto al equipo, para no sufrir la falta de marca en el medio, algo que le salió mal. Mete un extremo por izquierda cuando Independiente estaba lastimando y mucho por derecha. Hace ingresar al único nueve que dejó en el plantel sin que pueda moverse, luego de haber sacado del banco al juvenil que ocupa esa posición. Pone a Figal como extremo derecho sobre el final, sacando a uno de los pocos jugadores que podían correr, teniendo a Cerutti en el banco y a Benítez y Cecilio extenuados desde hacía un rato. Gracias a su capacidad nos dio el mejor equipo de los últimos tiempos de Independiente. Por culpa de su ego lo desarmó, cuando lo único que tenía que hacer era seguir de la misma manera y reforzar eso tan lindo que había construído. Poniéndose por encima del club, por intentar vender problemas suyos, terminó comprando problemas para Independiente. La partida de Gigliotti y Fernández, a esta altura es un papelón. Si bien el equipo superó al rival durante buena parte del partido, no tuvo resto físico para arrinconar a Racing en los minutos finales.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

Send this to a friend