Uno x uno vs. River

Martín Campaña (4): Venía haciendo un gran partido hasta que tiró todo por la borda. En el primer tiempo el capitán sacó con lo justo un córner de Quintero que se metía olímpico y de manera brillante un cabezazo de Scocco que le picó antes. Además estuvo bien saliendo ante Suárez y tocando al córner. En el complemento había controlado un tiro libre fácil nada más hasta el infantil error que deriva en el penal.

Nicolás Figal (6): Arrancó como lateral derecho y pasó de seis luego de la salida de Burdisso. Fue bueno su rendimiento, mostrándose firme. Se fue expulsado por una típica patada de calentura.

Alan Franco (5): Alternó buenas y malas el central. Se lo vio llegando tarde y perdiendo varias veces y también ganando duelos con los delanteros rivales. El ejemplo más claro de su partido es la que salva justo en la línea tras el mano a mano de Suárez, jugada que arranca con un error de él cabeceando y dejándole la pelota al delantero. Una de las más claras fue suya en un córner, pero su cabezazo dio en el travesaño.

Guillermo Burdisso: Venía cumpliendo una correcta actuación en los trece minutos que jugó hasta su lesión.

Juan Sánchez Miño (5): Aceptable lo del lateral, que tuvo situaciones. A los 4 quedó bien posicionado para rematar al arco o mandar el pase al medio y decidió mal. Lo tuvo apenas iniciado el complemento pero su fuerte zurdazo fue salvado con mucha suerte por Armani, a quien le rebota dos veces la pelota y sale.

Nicolás Domingo (6.5): Buen partido del León, el único que fue regular de principio a fin. Ganando mucho en el medio y ya sea en corto o largo sabiendo como y donde tocar. En un contexto de puro desconcierto él es una garantía.

Pablo Pérez (4): Da la impresión que estuvo tan preocupado en no pegar ni pasar papelones que lo terminó condicionando el contexto e hizo un partido con varios cambios menos. Lento y sin pesar en el medio.

Fernando Gaibor (4): Algunas buenas intervenciones, como el desborde a los 39 con pase atrás y dos o tres toques interesantes. Poquísimo para esta clase de partidos. Quedó solo promediando el complemento pero decidió no jugársela (no estuvo mal) y tocar de taco para la llegada de Benítez.

Pablo Hernández (4): Al igual que Gaibor, algunas buenas jugadas, como la que arranca y le mete un gran pase a Cecilio. Pero desapareció luego del primer gol, algo que irrita.

Cecilio Domínguez (5): Muy buen primer tiempo del Paragua, a la altura de lo que se espera de él. A los 4 no se animó a encarar a Pinola, a los 20 tras centro de Domingo tardó (él y la pelota en bajarle) y a los 35 Armani y el palo de manera extraña impidieron que abra el marcador. El segundo tiempo no lo jugó parece…

Silvio Romero (3): Solo se entiende su participación en el primer tiempo porque Benítez no debe estar para los 90 y por la imperdonable falta de centrodelanteros de Independiente. Casi siempre en offside, tuvo una a los 39 que pedía darle de una, pero tardó y le taparon el remate.

Fabricio Bustos (3): Reemplazó a Burdisso a los 15 para posicionarse como lateral y hacer un partido nefasto. Pareció darle la razón al entrenador que lo puso en el banco. Pierde a Scocco de manera insólita en la que le tapa Campaña, es flojísima su marca en el primer gol y a pesar de algún desborde como el de los 33, no mostró nunca su entrega y potencia.

Martín Benítez (5): Jugó solo el complemento y ya a los 46 había hecho más que Romero, con un gran pase a Miño. Minutos después lo tuvo pero demoró en controlar y no pudo definir. Luego desapareció como el equipo.

Francisco Pizzini: Entró a los 71 por Gaibor y tuvo un tiro libre fácil para Armani y otra encarando y llevándose la pelota con un rebote. Nada más, para este jugador que solo el DT sabrá porque sigue teniendo chances en Independiente.

Ariel Holan: Vamos primero con el análisis menos importante, que es el del encuentro de hoy. Buen arranque y luego flojo primer tiempo, superado por el local que tuvo más chances e intensidad. Otro buen arranque en el complemento con la positiva entrada de Benítez (y la salida de Romero) y cuando parecía estar más cerca llegó el único golpe que necesitó River para derrotar a este Independiente de mandíbula floja, que nunca se levantó.
El ciclo de Holan, al menos en esta primera etapa, está terminado y alargarlo (siempre en mi opinión) sería un error. Ayudantes de campo, preparadores físicos, kinesiólogos, médicos, dirigentes, Domínguez, Jonás, Torito, Amorebieta, Fernández, Gigliotti; a todos ellos se los comió el ego del entrenador que ahora se lo está devorando a él mismo. Destruyó todo lo bueno que había construído de manera increíble y no se lograron los objetivos en el último semestre. Racing tenía al goleador del torneo y a otro centrodelantero; y fue a buscar a Cvitanich y lo trajo. Independiente tenía al otro goleador del campeonato y a dos centrodelanteros más; y dejó ir a dos. Hoy River tenía tres en el banco, Independiente a Pizzini. No hay mucho más para agregar.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend