Señores dejo todo

Independiente duele, no hace falta que te lo expliquemos a vos. Porque si estás leyendo esto, es prueba suficiente de que compartimos la misma pasión, esa que hace que nuestro estado de ánimo se modifique según como este el club, que sabemos perfectamente no es solo eso para nosotros.

Anoche volvimos a padecer a un equipo que ante la menor adversidad se desmorona, un técnico que en las pocas variantes que tiene no encuentra respuestas. Y lo que es peor, a los máximos culpables de esta situación, a los políticos de la institución.

A los oficialistas que no se entiende por qué razón siguen atornillados en el poder, cuando hacen un papelón detrás de otro. Encima tratan con violentos de callar al socio, que no los aguanta más. A los opositores, que o no fueron capaces ni siquiera de presentarse en óptimas condiciones a una elección, lo hicieron sin intenciones, o se borraron como siempre.

Duele, y mucho. Porque los jugadores, algunos respetando nuestro sentimiento, otros traicionándolo, siempre pasan. Lo mismo ocurre con los técnicos y los dirigentes. Los que nos quedamos somos nosotros, los socios, los hinchas.

Esos que pase lo que pase, siempre estamos ahí. Pero mirá si te lo voy a explicar a vos…

orgullorojo

orgullorojo