Vayanse al Demonio

Independiente visitaba a Racing Club en un nuevo clásico de Avellaneda, por la séptima fecha de la Liga Profesional. El Rojo formó con: Sosa; Vigo, Barreto, Insaurralde, Rodríguez; Marcone, Romero, González; Hacen, Batallini y Ferreyra.

De entrada, el local encontró el gol en los pies de Hauche, luego de una magnífica chilena. Independiente entró dormido y no hacía pie. Llegando a los 20 minutos, Laso le cometió penal a Vecchio. Copetti se hizo cargo de la ejecución y estrelló su remate en el palo. El único peligro que provocaron los de Domínguez fue un desviado cabezazo de Barreto. La Academia se fue al entretiempo en ventaja.

En el complemento, Independiente jugó mejor y fue a buscar el empate. Marcone probó de lejos, pero su intento fue débil y se perdió por la línea de fondo. La más clara estuvo en los pies de Ferreyra, que sacó un tremendo tiro de derecha desviado por Chila Gómez. Otra importante fue un disparo de Romero que también despejó el arquero, y en el rebote, Vigo le pegó pero se fue al lado del palo. De a poco, los de Domínguez se fueron quedando sin ideas y Racing se quedó con un nuevo clásico.

Tercera derrota consecutiva de un equipo que no encuentra el rumbo. Se encuentra en la vigésima posición de la tabla de posiciones y parece que no puede ser protagonista nunca. El próximo sábado enfrentará a Rosario Central en condición de local.

Matías Schulze

orgullorojo

orgullorojo