¿Ustedes para qué están?

Todos los socios, del primero al último, sabemos perfectamente quienes son los máximos responsables del momento que vive Independiente.

Tras un primer mandato positivo, con más gente y mayor gestión, culminado en el inolvidable Maracaná, el gobierno de Moyano no da para más. La pegaron con Holan y un cambio del dólar favorable, se la creyeron y empezaron a desbarrancar.

El segundo mandato del Presidente es nefasto por donde se lo mire, por errores explicables y por otros insólitos e imperdonables. La gestión es un mamarracho y el club se destruye día a día, rifando prestigio aceleradamente. Está clarísimo que deben irse ya, es urgente. No tienen poder, consenso ni idea alguna para torcer un rumbo que ellos mismos dirigieron hacia una catástrofe.

¿Pero que pasa que siguen en el club?

Lo primero que responde a eso, es que la oposición de Independiente no da la talla. Pensando en las elecciones que se debieron realizar hace siete meses, la única lista que se presentó bien tiene como candidato a una persona que nunca tuvo intenciones de gobernar al club. Y la otra, que si tenía gente con esa voluntad, se anotó mal y ahora ni siquiera sigue existiendo su trinomio, ya que el candidato se peleó con sus compañeros de fórmula.

Situándonos en el presente, siguen sin estar a la altura. Por cobardes, incapaces, porque no les importa o víctimas de su ego, ninguno hace lo que tiene que hacer.

Claudio Rudecindo por ejemplo tiene en sus manos la chance de darle un golpe de Knock out a Hugo Moyano. Si hoy declara que en caso de ganar las elecciones inmediatamente abre un nuevo proceso electoral, y arranca un gobierno de transición con todos los candidatos hasta la realización de los comicios definitivos para que el socio elija al que cree mejor, lleva al gobierno de Moyano a su fin. Porque esto haría que se levanten los amparos y sabiendo que ante una elección ballotage en este momento pierden hasta enfrentando al Turco García, ni siquiera se presentarían. Incluso quizá abrirían ellos mismos un nuevo proceso electoral, evitando un papelón en las urnas del «gran Hugo».

¿Entonces por qué no lo hacen? Rudecindo porque nunca tuvo intenciones de ser Presidente, y el resto de los opositores, en vez de llamarlo y alinearse detrás suyo, dándole apoyo para dar todos juntos ese golpe final, por miedo o por ego se esconden. Prefieren arengar a la gente desde las redes sociales, sin hacer otra cosa que esperar a que el gobierno de Moyano se termine de destruir, aunque eso también haga lo propio con Independiente.

Tienen miedo, no quieren agarrar al club. ¿Esperan que los socios, que vienen soportando actos de violencia en el estadio, saquen a los sillazos a los Moyano? ¿De verdad?

Dejen de actuar como cobardes, pónganse los pantalones, tengan un acto de grandeza y hagan lo que tienen que hacer. Y sino reconozcan que no son capaces de dirigir a Independiente y hagan silencio.

Para escribir en Twitter estamos los socios. ¿Ustedes para qué están?

Javier Brizuela, socio número 19873.

orgullorojo

orgullorojo