Tirá un hueso

La situación económica del club no es buena y cada ingreso de dinero sirve para ir tapando agujeros y deudas generadas en los últimos años.

Por eso, ante el interés de Christian Bassedas, manager de Vélez, para contar con Lucas Romero, el Rojo, ni lerdo ni perezoso, le puso precio: 2 millones de dólares más la deuda que tiene el club de Avellaneda con el Fortín por el mismísimo Perro, según informó el periodista de Bien Fortineros, Martín Etcheverry.

No es la primera vez que Vélez busca al volante central del Rojo, cuyo contrato vence dentro de un año y es de los más altos del plantel. La idea de la dirigencia velezana es poder sumarlo cuanto antes para que esté disponible para jugar lo que resta de la Copa Libertadores y la Liga Profesional.

La deuda que tiene Independiente con Vélez, por la que hay un plan de pagos oscila los 800 mil dólares -pesificados al tipo de cambio oficial-. En las próximas horas podría haber novedades en torno al a transferencia del capitán del Rojo al Fortín.

orgullorojo

orgullorojo