Chiche Chila

Rodrigo Márquez tiene mucha calidad y si bien todavía no pudo afianzarse en la primera del Rojo, hay veces que muestra que talento le sobra.

Sobre los 30 del complemento, el Chila recibió una pelota por izquierda y, tras frenarse, le tiró un hermoso caño a dos toques a Juan Pablo Álvarez.

Si hubiese estado un poco más fino en las contras, el Rojo hubiera aumentado la goleada pero no por eso no se deja de celebrar esta jugada que puede servir para que gane confianza. ¡Bien, Chila!

orgullorojo

orgullorojo